Monday, October 27, 2008

FOTOGRAFÍA: SUTIL VIOLENTO

Daniela Edburg

El MNBA y la institución brasileña Itaú Cultural, presenta la muestra fotográfica itinerante que inaugura el Festival Fotoamérica 2008 con artistas de Argentina, Brasil, Cuba, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, Venezuela y Chile. En Sala Matta, desde el 29 de octubre al 18 de enero de 2009.


Según el curador de la muestra, Iatã Cannabrava, en Sutil Violento la fotografía ayuda a pasearse por las posibles causas y consecuencias de la violencia en el continente latinoamericano: pobreza, colonialismo, masificación, consumismo, deculturación, diferencias sociales, intolerancia, frustración, melancolía y un sin fin de otros sutiles, pero duros adjetivos.


A pesar de haber optado por la cuestión de la violencia como temática central y casi obligatoria en las reflexiones cotidianas, a la hora de definir formas y escribir textos, es evidente que para el curador la reflexión sobre la fotografía en sí, la obra y no el tema, son lo más importante. Las 50 obras que componen la exposición resultan de un corte entre los múltiples posibilidades en la fotografía latinoamericana, Las diversas miradas de los 16 artistas invitados, se pasean todo el tiempo por la tenue línea que define la fotografía documental. “Pero, por cierto, todos los trabajos tienen en común el compromiso con las cuestiones que abruman a la sociedad contemporánea”, afirma Cannabrava.


La exposición inaugura el FotoAmérica 2008, proyecto de Fundación América.


A propósito de la exhibición, se ha organizado una serie de actividades para los días martes 29 y miércoles 30 de octubre, entre las 19:00 y 21:00 horas en el Salón José Miguel Blanco del museo, entre ellas diálogos con los fotógrafos autores que acompañarán la muestra. El jueves 30, se realizará una mesa redonda con Iatã Cannabrava, curador de la muestra y el fotógrafo catalán Claudi Carreras también investigador de la fotografía latinoamericana y curador adjunto de Sutil Violento. Los entrevistados serán la fotógrafa mexicana Maya Goded y los brasileños del colectivo fotográfico CIA DE FOTO.


PROGRAMA DE ACTIVIDADES

Salón José Miguel Blanco, capacidad: 200 personas


MARTES 28 de Octubre

12:00 Conferencia de prensa Sutil Violento, con la presencia de la Ministra de Cultura, Paulina Urrutia.

19:30 Inauguración de la exposición Sutil Violento y Fotoamerica en el Hall del Museo Nacional de Bellas Artes.



MIÉRCOLES 29

11:00 Conferencia de Iatã Cannabrava "Circuitos en la fotografía latinoamericana y El Foro de São Paulo"


JUEVES 30
19:30 Conversaciones con CIA de FOTO.

20:30 Conversaciones con Maya Goded.

Las dos conversaciones serán dirigidas por Iatã Cannabrava y Claudi Carreras.



MNBA

Vejez tranquila

La Habana, Cuba.- Llegar a la vejez es la mayor victoria de la vida en su lucha permanente contra la muerte. En un país como Cuba, donde la población envejece y la esperanza de vida al nacer rebasa los 70 años, el Estado no escatima recursos para garantizar una ancianidad decorosa.


Un buen ejemplo es el Hogar del Adulto Mayor “Vicente Pérez Noa”, del municipio habanero de Caimito, destruido por el huracán Charley en el 2004 y rescatado de las ruinas por sus propios trabajadores con el apoyo de los gobiernos municipal y provincial.


De los 54 pacientes que viven en ese oasis -ubicado en una fresca colina y rodeado de un paisaje de extraordinaria belleza- 12 son mujeres y 42 hombres, algunos se pueden valer por sí mismos pero otros son impedidos físico-motores, mentales, auditivos o visuales.


Esta situación hace que el trabajo se torne mucho más humano y altruista por parte del personal de asistencia médica que debe asumir cada día, con paciencia y amor, la atención a los abuelos y abuelas que requieren ayuda en la alimentación, el aseo personal y el resto de las actividades cotidianas.


La atención médica corre a cargo de un equipo multidisciplinario de especialistas del municipio que visitan semanalmente el Hogar, integrado por una geriatra, una dermatóloga, un ortopédico, un fisiatra y un técnico de fisiatría que se encarga de la rehabilitación de los ancianos que requieran de ese servicio; otros especialistas como cardiólogos, nefrólogos y psiquiatras también realizan visitas periódicas o acuden en cualquier momento cuando se solicita su presencia.


La doctora Ariela Suárez Bugallo, quien es la médica de asistencia permanente, asumió desde su fundación, en 1990, la dirección de esta entidad de la Salud Pública cubana; junto a ella laboran seis enfermeras, 14 asistentes de atención directa al paciente, una trabajadora social, una especialista de alimentación licenciada en nutrición y auxiliares de servicio para labores de la cocina-comedor y la limpieza y mantenimiento del centro.


Visitar las instalaciones del Hogar de Ancianos de Caimito es conocer un lugar donde cohabitan la hermandad, la familiaridad y el amor al prójimo y donde lo más importante es el bienestar de aquellos que ayer aportaron su esfuerzo para que exista el presente.


Radio Cadena Habana

Sunday, October 26, 2008

Comenzaron ayer las 3as. Jornadas del Adulto Mayor

Organizadas por la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría y la Sociedad Entrerriana de Gerontología y Geriatría, se realizan desde ayer las 3as. Jornadas Interdisciplinarias del Adulto Mayor.


Las mismas tienen lugar en las instalaciones del Círculo Médico de Paraná, y están destinadas a médicos, psicólogos, kinesiólogos, trabajadores sociales, abogados, escribanos, enfermeros, terapistas ocupacionales y cuidadores de ancianos; profesionales y estudiantes; jubilados y pensionados; familiares de adultos mayores y público en general.


Como sucedió en las ediciones anteriores, en las jornadas disertarán profesionales provenientes de diferentes localidades argentinas.“La intención de las jornadas es poder discutir y difundir la problemática del adulto mayor, como así también fomentar la capacitación permanente de la mano de obra para la atención de los mismos”, reflexionó el gerontólogo Mario Vivas, uno de los organizadores de la actividad.

Entre las cuestiones que se analizan, se destacan temas como Prevención de caídas; Abordaje interdisciplinario de pacientes con demencia; Demencias, aspectos legales; Una nueva mirada gerontológica; Stroke: abordaje gerontológico de enfermería; Enfermedad de Parkinson: abordaje interdisciplinario; Servicios asistenciales del anciano: accesibilidad y costos; Demencias: clínica y manifestaciones psiquiátricas; Consejo Municipal del Adulto Mayor: funciones, objetivos; Autonomía y discapacidad en la vejez: perspectiva jurídica; Trastornos del sueño; Vejez y vejeces del Siglo XXI; y Constipación en el adulto mayor.


Las jornadas comenzaron ayer, mientras que hoy tendrán lugar de 9 a 19.La inscripción a la actividad cuesta 30 pesos; los cupos son limitados y se entregarán certificados de asistencia.


Más información

Por informes, comunicarse al teléfono (0343) 4219207, de lunes a viernes de 9 a 11 y de 17 a 19; escribir a nidiasomma@yahoo. com.ar o doctorvivas@hotmail.com o bien ingresar a www.segyg.com.ar.

Saturday, October 25, 2008

Una edad feliz

No tienen 20 años, pero ascendieron la escalinata universitaria. También para ellos el Alma Máter abrió los brazos. Las historias de vida, tan personales como diversas, se amontonaron este 1 de octubre a los pies de la casa de altos estudios de La Habana, durante la celebración del Día Internacional de la Tercera Edad, y la inauguración de otro curso de la Cátedra del Adulto Mayor.


También para ellos el Alma Máter abría los brazos.


En febrero del 2000 comenzó el proyecto. Desde entonces, han sido más de 56 800 los graduados en sus aulas, que hoy llegan a 728 en todo el país y forman parte de las sedes universitarias municipales.


Las direcciones son las más diversas, porque las filiales pueden funcionar en una escuela primaria, en un policlínico, en un museo, en una casa de cultura; incluso en locales de los bomberos de un municipio, refiere Teresa Orosa, psicóloga y presidenta de esa Cátedra.


De cursos anteriores son Sonia Fernández y Carmen Rodríguez. Como a muchos otros, la suspicacia invadió a Sonia, al menos, en los primeros momentos. Profesora de 67 años de edad, se preguntaba qué haría otra vez, "tan vieja", en una universidad. Para Carmen , de 82, el reto estaba en conferencias y clases, porque tener que concentrar "todo eso" en su cabeza, la "enfermaba".


A medida que transcurrían las clases, las opiniones cambiaron. "Allí aprendes una cantidad de cosas que pareciera no tener que ver con una carrera universitaria y que te sirven para la vida diaria con la familia, con los vecinos. Te enseñan a entender qué rol tú tienes en la casa en ese momento, a comunicarte mejor con la gente joven, con las distintas generaciones. Te enseñan que tú defiendes tu espacio y ellos el suyo, pero que se puede convivir", afirma Sonia.


Carmen, por su parte, señala: "Aprendí a reconocer mi autoestima, porque yo no quería darme importancia. Uno piensa que ya no sirve para nada; y me di cuenta allí que no era cierto".
De acuerdo con su presidenta, la Cátedra es un equivalente a los llamados, en el resto del mundo, Programas Universitarios de Mayores. No reproducen una carrera, sino que se enfilan hacia la actualización de conocimientos y la socialización. "Creo que desmonta muchos mitos que tiene esta edad. Uno de ellos es que ya en la vejez no hay nada nuevo que aprender".


La concepción del proyecto mira hacia una misma etapa del desarrollo humano, también a individualidades múltiples. Personas cuyo nivel de escolaridad es mínimo comparten con intelectuales el mismo espacio para aprender. De las historias, marcadas por el camino que recorrió cada cual, emerge una mezcla "maravillosa, porque van complementándote en el proceso de aprendizaje", indica Orosa.


A los subgrupos para tareas colectivas, enriquecidos por las diferencias de género, procedencia y experiencia vivida, les llaman "familias". Ninguna palabra podría definir mejor el principal motivo del programa, ni los lazos que forja. No solo se intenta llegar al conocimiento desde una perspectiva de gran riqueza por su diversidad, sino que se abonan mejor las relaciones humanas.


"Era un rato, una vez a la semana, pero yo no tenía ganas de irme. Era una cosa acorde a la edad de uno", dice Carmen, que recuerda vivamente las horas destinadas a las manualidades. Para Sonia, las visitas a instituciones, museos y las conferencias con tópicos que abordaban desde la literatura cubana hasta el envejecimiento poblacional, resultaron tan interesantes como los encuentros con geriatras y psicólogos, principales orientadores en el cuidado de la salud y en la comprensión de esta etapa de la vida.


"No es el conocimiento en sí mismo; son todos los efectos colaterales, los cambios espirituales en las personas", indica Orosa. El programa, refiere, se va acogiendo con mucho éxito, en gran medida, por lo que el propio alumno mayor puede aportar: "Hemos tenido casos donde el famoso profesor ha tenido que sentarse y la clase la ha terminado de dar ese adulto mayor, porque nosotros no sabíamos que él había sido el fundador, por ejemplo, de una institución insigne del país".


Quienes escalaron la Colina universitaria este 1 de octubre hallarán, con seguridad, nuevas maneras de asumir sus años. La sabiduría acumulada allí recorrerá otras vías para consolidar la memoria histórica de nuestro tiempo. La vejez, lejos de parecer el marasmo, resurge para convertirse en una edad feliz.


Diario grama

Alertan sobre los efectos en la salud del "lenguaje para viejos"

Es el que se usa para hablarles a los adultos mayores, con diminutivos o llamándolos "abuelos" sin que haya parentesco. Según los especialistas, este trato se debe a que existe una imagen negativa de la vejez, más asociada a la enfermedad.


Qué quiere, tía?", salió la voz desde detrás de un mostrador, en una feria callejera de Lomas de Zamora. "'Tía? No soy su tía", pensó la mujer, sin contestar. Luego, ya en la casa, habló: "No me dijo abuela porque no es mucho más joven que yo. Pero la próxima no se la dejo pasar".


Se está empezando a estudiar qué impacto tiene el "lenguaje para viejos" en su salud. No sería bueno, según una observación realizada por la Escuela de Enfermería de la Universidad de Kansas. Se estudió la relación entre personas con demencia leve o moderada y el personal de un geriátrico. Si los trataban como idiotas o como bebés, notó, la cooperación de los viejos era menor. Otra investigación, de la Universidad de Yale, indica que quienes piensan que el viejo es débil, olvidadizo o tembloroso, actúan peor en los tests de memoria y equilibrio.


Quien viene hablando de esto desde 1970 es Leopoldo Salvarezza, psicogerontólogo, ex profesor de la UBA. Tradujo a Robert Butler, inventor del término ageism. Dice Salvarezza: "Es el conjunto de prejuicios que existen dentro del cuerpo social, lo que se atribuye por el simple hecho de cumplir años". Los hay negativos -todos los viejos son enfermos, depresivos, asexuados, pesados, maniáticos, etc.- y positivos también -son sabios, bondadosos, confiables-.


En el caso del lenguaje, sigue Salvarezza, "aparece bajo una máscara de cariño; en el mejor de los casos, cuando alguien le dice 'abuelo' a quien no es su abuelo, hay una usurpación de títulos".


A los especialistas el tema no los toma por sorpresa. Miguel Angel Acánfora, médico gerontólogo, entiende que no hay en la academia una formación que compense esta conducta. "Está en nuestra idiosincracia decir 'la colita, el bracito, la rodillita del abuelito'. Es como decir que el adulto mayor tiene una incapacidad; todo es más chiquito, todo le funciona menos. Y no es así".


La doctora Sara Iajnuk, médica integrante de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría, dice que este "lenguaje que lastima" es usado "más que nada por el personal de salud" y que esto tiene un porqué, a su entender. "Si uno le pregunta a un médico, a alguien que hace rehabilitación, qué imagen tiene de la vejez, se imaginará a un cojo, a alguien en una silla de ruedas". Y, por otro lado, observa un paternalismo poco profesional: "Algunos abrazan al paciente, será que no tienen resuelto los problemas con sus padres... Hay un error en usar el lenguaje de acercamiento; el 'viejismo' significa rechazo, temor, desagrado, negación, un paso antes de la gerontofobia".


Iajnuk va más allá de los médicos en su observación. "Hay clubes de viejos que se llaman 'Eterna juventud'. Cómo le van a poner así, si todos sabemos que la juventud caduca, como las flores. Si nos seguimos formando, si tenemos una identidad, una vida propia, para qué compararnos con otros. Es un error".


Un trabajo que presentó Nélida Redondo, investigadora en Sociología del Envejecimiento, aborda este asunto. En una encuesta hecha en 2006 a 304 residentes en 101 geriátricos, realizado por la Universidad Isalud, patrocinada por la OPS y financiada por el BID, el 97% dijo que el personal lo trataba con respeto y cariño. "No hay conciencia de que puede haber subestimación", dice Redondo.


'Entonces? 'Es tan grave decirle abuelo a un adulto mayor, a un viejo? En la Argentina, el PAMI tiene un programa, "Abuelos Cuenta Cuentos", y hasta la ministra de Salud, Graciela Ocaña, usa la palabra "abuelos". Estela Altalef, médica especialista de la gerencia de Promoción Social y Comunitaria de PAMI, dice: "En el programa Abuelos Narradores, la denominación surgió de los mismos adultos mayores, que se sienten en condiciones de transmitirle a las otras generaciones toda la experiencia que da la 'abuelidad'. Ahora, en otro contexto puede ser peyorativo o molesto. Hay cierta hipocresía en la discusión sobre cómo llamarlos; importa cómo son tratados".


Los especialistas señalan que este lenguaje oculta una asimetría. El viejo no va a decirle a su médico "querido", pero sí puede recibir esa muestra de... cariño. "La culpa es nuestra, de los viejos", dice Iajnuk. "Con los años, aprendí algo: la marginación se resuelve solamente desde el actor involucrado. No fueron los hombres los que les dieron a las mujeres su posición actual".



Clarin

Puentes entre viejos y jóvenes

Por: Osvaldo Pepe
Fuente: Secretario de redacción de Clarin


Estudios en la universidad de Yale, EE.UU., nos muestran una forma de desvalorización de la vejez hasta ahora poco difundida. La llaman "viejismo" y consiste en referirse a los "viejos" con aire paternalista (Alertan sobre los efectos en la salud del "lenguaje para viejos" ). Siempre se creyó que había cierta ternura al decirle a alguien "abuelo" sin que haya vínculo sanguíneo con la persona. Para esta investigación, no es así. Ese trato encubriría una desconsideración del adulto mayor tanto en su experiencia como en su sabiduría.


Un confinamiento en el lugar del pasado y/o de la enfermedad, que despoja de toda riqueza creativa esa etapa de la vida. No es un tema menor en un mundo cuya población envejece en modo creciente. Y tampoco lo es en una Argentina donde los mayores de 80 años se acercan al millón de personas.


"La vejez no está escindida del resto de la vida anterior: es la continuación de tu adolescencia, tu juventud, tu madurez", escribió Norberto Bobbio, filósofo y senador italiano fallecido en 2004, en "De senectute", una reflexión autobiográfica sobre el sentido de la vida y de la muerte. Los profesionales argentinos consultados en esta producción de Clarín observan que hay que educar no sólo a los propios especialistas en la cuestión sino también a los mismos ancianos.


El PAMI impulsa interesantes programas que promueven la interacción de los jóvenes con los "viejos", en busca de una mayor integración generacional: no desechar, sino sumar en la cadena de la vida. Una vez que ceda la conducta espasmódica de los mercados y el cataclismo financiero se disipe, acaso se podrán retomar los temas postergados de la humanidad, como el lugar de la llamada "cuarta edad". Sería atinado: se sabe que, como canta Serrat, "todos llevamos un viejo encima".

Aconsejan sobre las claves para mejorar la calidad de vida de los ancianos

Especialistas chilenos aseguran que cuidar la visión y la alimentación, ayudaría a llegar de una buena manera a la vejez.


Los nuevos recursos y tecnologías hacen que la población sea más longeva, y que la esperanza de vida de las personas aumente progresivamente.


Sólo en Chile se estima que el 11,5% de la población es mayor de 60 años, cifra que va aumentando. Es por eso que tomar las medidas necesarias para llegar a la vejez de la mejor manera posible se torna imperante.


Dos variables estarían directamente relacionadas con una calidad de vida grata y sana para quienes llegan a la tercera edad, la visión y alimentación.



CIUDADO OFTALMOLOGICO

Según José Luis Rodríguez, oftalmólogo de Instituto de Prevención y Rehabilitación de la Ceguera David Bitrán, lo más importante desde el punto de vista oftalmológico es la prevención.

El especialista recalca que los exámenes oftalmológicos serían muy importantes, sobre todo en la tercera edad, cuando las personas son más propensas a desarrollar enfermedades relacionadas con la visión. "Es indudable que con el paso de los años aparecen patologías relacionadas con la edad. Prevenir y tratar los daños que sabemos que se pueden presentar es fundamental", señala el experto.

En este sentido, cuenta que es recomendable visitar al oftalmólogo por lo menos una vez cada dos años, o incluso cada seis meses, si se tienen antecedentes de glaucoma, una enfermedad genética que se caracteriza por el aumento de la presión ocular y que afecta al 4% de la población mayor de 40 años.



GLAUCOMA

"La detección precoz de esta patología conlleva un tratamiento oportuno, con lo que se atrasa el daño al nervio óptico y así se posterga o evita la ceguera", sostiene el oftalmólogo del Instituto.
Este tratamiento consiste, entre otros procedimientos, en la aplicación de colirios y, en algunos casos en cirugías, ya sea con láser o quirúrgicas.

Si no existen antecedentes de esta enfermedad en la familia, el experto aconseja que los adultos mayores estén atentos a ciertos síntomas que requieren una visita al especialista para evitar problemas mayores.

Según Rodríguez, síntomas como el dolor ocular, ojo rojo (sobre todo unilateral), pérdida de la agudeza visual, visión borrosa, dolor de cabeza y alejamiento del plano de enfoque, son motivos de consulta .


Otras enfermedades típicas de los adultos mayores y de las que habría que poner atención son, por ejemplo, la presbicia o la pérdida de la capacidad acomodativa del cristalino por la disminución de su elasticidad, degeneración macular (una enfermedad degenerativa que afecta a la retina) y retinopatías, especialmente diabéticas.



RETINOPATIAS Y CATARATAS

"Las retinopatías pueden tener distinto origen, pero son comunes las que se presentan por diabetes. Por eso, los adultos que la padecen deben estar atentos, y los médicos generales deben hacerle notar al paciente esta posibilidad para que el oftalmólogo pueda ir a buscar con un adecuado examen posibles daños antes de que se produzcan", cuenta Rodríguez.


Pero sin duda, una de las enfermedades más comunes que se presenta en adultos mayores son las cataratas, una de las principales causas de ceguera en nuestro país.

Según explica el especialista, las cataratas se producen por una pérdida de transparencia del cristalino, lo que impide que se enfoque adecuadamente. Ello trae como consecuencia que la persona vaya disminuyendo su capacidad de visión en forma paulatina.

"Para las cataratas la solución es quirúrgica, existen varias técnicas, pero lo indicado es la eliminación y el reemplazo del cristalino por un lente intraocular", asegura el experto.
De hecho, esta es una de las cirugías más comunes que se realizan en los centros oftalmológicos del país.



CAMBIOS ALIMENTICIOS

A pesar de que las enfermedades en el adulto mayor se van generando a lo largo de toda su vida, es fundamental estar conscientes de que, en la medida que se avanza hacia la adultez, factores como el sedentarismo o una alimentación inadecuada favorecen la descompensación del organismo.

Frente a ello, Estela Lamas, nutricionista del Instituto Profesional Enac afirma que "el cuerpo requiere una alimentación equilibrada durante toda la vida, en la que se privilegie la elección variada de los alimentos, la cual podrá prevenir, en parte, la presencia de afecciones que sufren algunos adultos mayores".

Desde este punto de vista, la nutricionista aconseja estar conscientes de algunos cambios que se producen en el cuerpo por la adultez, y con ello poder alimentarse de manera adecuada para que estas alteraciones no afecten la salud.

"Es preciso considerar algunos aspectos importantes en esta etapa, como cambios fisiológicos que generan una disminución en las necesidades de nutrientes y energía, o la disminución de jugos digestivos que provocan intolerancia a aquellas preparaciones excesivamente condimentadas", comenta la experta.



PERDIDA DE SABORES

Muchas veces, estos cambios provocan la reducción en el consumo de algunos alimentos, sobre todo de agua, frutas y verduras. Hecho que "está relacionado con la disminución de la percepción de los sabores, porque se produce menor cantidad de saliva, que hace que prefieran los sabores más dulces y salados", cuenta la nutricionista.

Asimismo, "producto de la baja percepción gustativa y de una menor sensación de sed, el consumo de líquidos es menor, pudiendo sufrir algún grado de deshidratación o presentar estitiquez, que se acentúa con el rechazo al consumo de verduras y frutas" agrega.

Por eso, "el consumo de frutas, verduras y líquidos debe seguir siendo parte importante en la dieta de los adultos mayores”, afirma la especialista de Enac.



MASTICACION INSUFICIENTE

Otro cambio fisiológico que destaca la nutricionista es que "algunas personas pierden piezas dentarias, o el uso de prótesis inadecuadas, que origina que haya una masticación insuficiente y, consecuentemente, una alteración en la digestión".

Esta variación puede provocar el atragantamiento con los alimentos. En el caso que se presente esta alteración, se recomienda evitar las comidas en las que se incluyan juntas diferentes consistencias, por ejemplo, alimentos trozados y líquidos en una misma preparación.

Sería necesario entonces, "preferir comidas en la que los alimentos se presenten picados o molidos, e indicar que se mastiquen suficientemente, antes de ser deglutidos", finaliza la especialista.


La Tercera

Pantalla Grande - 25/10/2008

La noche de Cuca García de Vinuesa - 25/10/2008

Thursday, October 23, 2008

¿Cómo se hace para vivir cuando se cobra la mínima?

Recientemente, una nota periodística dio cuenta, en Santa Fe, que pasar una vejez tranquila es uno de los principales anhelos de las personas.


Esto, como consecuencia de que tras varios años de trabajo, de obligaciones y de responsabilidades se piensa en que un día llegará el momento de descansar y de hacer todo lo que no se pudo cuando se estaba en actividad.


Sin embargo, las expectativas de llegar a viejo y de disfrutarlo se truncan cuando con la jubilación que se va a percibir se deduce que llegar a fin de mes será difícil.


Marcelo V. es uno de los tantos jubilados que a nivel nacional cobra la jubilación mínima. Se lo suele ver en distintas partes de la ciudad, activo aún, pero lamentándose en la charla informal porque debe resignarse a que "el dinero alcance" y muchas veces "rogar no enfermarme".

Como tanto otros en su condición, este rafaelino que trabajó muchos años en un sector de la industria local reconoce que "para vivir hay que hacer maravillas", y si bien personalmente no atraviesa un tiempo económico muy duro sabe de "ex compañeros que en ocasiones no pueden comprar los remedios", por lo que "a veces los toman día por medio" para tratar de mantener el período de efectividad en el cuerpo.


Reconoció en la charla con La Página del Jubilado que "muchos remedios se consiguen a través del PAMI, pero hay algunos que resultan muy caros y al organismo se le hace difícil entregarlos".¿Entonces...? Buena pregunta.


No son pocos los jubilados que deben apelar a sus hijos. En ese marco, colaboran para el pago de los impuestos, la compra de medicamentos, y aunque resulte doloroso, muchas veces para la diaria mantención. Para llegar a fin de mes "poniendo algo sobre los platos", a la hora de las comidas.

Claro que esta situación produce, en muchos, vergüenza. Aunque la misma se diluye cuando los hijos reconocen que pasan a cumplir la misma función que ellos, los padres, cumplieron cuando los que ahora ayudan eran chicos.


Que no es otra que velar por la integridad física.Se menciona el término vergüenza con resignación, pero a la vez con bronca e impotencia. Porque se trabajó y aportó toda una vida con la esperanza de una vejez digna, sin sobresaltos. La misma que le realidad voltea con un sonoro cachetazo.A decir verdad, están aquellos pasivos que deciden continuar laborando, y aceptan el convite de quien les tiende una mano.

A veces con el reconocimiento justo por la tarea, y en otros casos sabiendo que lo recibido es magro ante el esfuerzo y prestación realizados.


Claro que todo lo anterior a veces queda en el olvido. Aunque más no sea por algunas horas.Aquellas que se pasa en familia, junto a hijos y nietos. O bien cuando, en reuniones con otros jubilados, se da paso al tiempo de compartir una comida y, en ocasiones, un festival bailable.

R.A.A

La Opinión de Rafaela

Cáritas Chile prepara realización de V Encuentro del Programa Regional de Cáritas Trabajo social a favor de las personas adultas mayores en América La

A toda máquina se prepara el V Encuentro del Programa Regional de trabajo social a favor de las personas mayores (PRAM) que se desarrollará en nuestro país en noviembre próximo. La actividad espera congregar a cerca de 40 personas, representantes de México, Cuba, Alemania, Argentina, Perú, Brasil, Colombia e invitados de distintos equipos de Pastoral de Adulto Mayor desde Antofagasta a Punta Arenas.


El Encuentro se desarrollará desde el 14 al 19 de noviembre en la localidad de Malloco, en las afueras de Santiago y tiene por objeto evaluar el funcionamiento del Programa en los distintos países y fortalecer la identidad común. En la oportunidad los delegados también participarán de un Debate Público que los adultos mayores de Chile tendrán en el contexto de la Fiesta del Encuentro en la localidad de San Antonio en la Vª Región y en el Foro conclusivo sobre imagen social de la vejez y el envejecimiento que se desarrollará en Santiago.


El PRAM tiene como objetivo el mejoramiento de la calidad de vida de los adultos mayores en América Latina y el Caribe a través de la implementación de experiencias pilotos en prácticas concretas, la promoción de una imagen más positiva de la vejez, el fortalecimiento de la incidencia política de las personas mayores y la ampliación de las redes en este campo.


Actualmente participan junto a Caritas Chile, Caritas Cuba, Fundación Caritas de México, Caritas del Perú, la Red Latinoamericana de Gerontología (RLG), la Caritas Alemana, entre otras instituciones vinculadas.


Fuente: Boletín Cáritas Chile. 15 de octubre 2008.

Caliente y frío - 23/10/2008

Un vago clandestino

El lector y colaborador espontáneo informa que, en el gobierno de los Kirchner, él está a punto de pasar a la clandestinidad.


Estimados Jóvenes Colegas:

Soy un ingeniero experimentado, que a lo largo de los años, mediante mi trabajo personal, el estudio constante y mucha dedicación logré una cómoda posición económica.


Como consideré que era injusto que la masa trabajadora con menores posibilidades que yo debiera asumir el pago de mi jubilación, decidí constituir con mis propios ahorros un fondo de retiro, para tener así una jubilación razonable en mi vejez. Era una decisión justa y honesta.


Al mismo tiempo que aportaba voluntariamente a mi fondo privado, aportaba también para el sostenimiento de las cajas estatales, en tanto la normativa previsional buscaba con esto dar equilibrio y solidaridad al sistema de seguridad social. Al gerente de mi fondo le pagaba una comisión.


Pero me entero ahora que mis ahorros pasarán a las arcas públicas generales, al igual que los fondos de todos los que pensaron como yo.


Es una mala noticia para mí, pero hay otra peor: Serán Uds. quienes, a mi vejez, deberán aportar su trabajo para que yo pueda cobrar una jubilación hasta mi muerte, y después de muerto será mi viuda quien cobre una pensión, también hasta su muerte. Y como pensamos vivir muchos años, seguramente deberán aportar bastante dinero.


Además habrá una administración estatal para manejar toda esa operación, por lo que será necesario aportar para pagar edificios, sueldos, mantenimientos, servicios, indemnizaciones, etc. Más plata que saldrá de los aportes e impuestos que Uds. deberán pagar.


Me siento perjudicado, pero lo que más me preocupa es la carga que se está imponiendo sobre las jóvenes generaciones, que no solo deberán sostener a quienes lo necesiten, sino a los varios millones de afiliados a los fondos privados de pensión que, como en mi caso, no necesitábamos ser una carga para Uds.


Me acuerdo que en los años '70 y en pleno gobierno democrático, un grupo violento y deshonesto de compañeros de Facultad (algunos de los cuales hoy veo con frecuencia en televisión) me anunciaron que “pasaban a la clandestinidad” porque en la Argentina no había otra manera de sobrevivir. Siempre pensé que estaban equivocados y que la violencia y la deshonestidad no conducían a ningún lado.


La historia me dio la razón. Pero eso de la “clandestinidad” siempre siguió dándome vueltas en la cabeza porque es evidente que el país está lleno de clandestinos que viven de la mentira, de la corrupción, que lucran con las necesidades ajenas, que evaden impuestos o tienen ingresos increíbles pagados por toda la comunidad.


Por eso a partir de ahora yo también pasaré a la clandestinidad. Basta de Impuesto a las Ganancias (35%). Basta de IVA (21%) Basta de Impuesto a los Bienes Personales, de Impuesto al Cheque, a los Ingresos Brutos, Aportes Previsionales, y cuanta tasa y contribución puedan imaginarse.


La carga sobre mis hombros se ha hecho insoportable y me conviene más dejar de trabajar y pasar a ser un vago clandestino. A partir de hoy seré como los funcionarios públicos: viviré del Estado, y cuando me jubile, viviré de Uds. como me propone el Gobierno.
Así es la Argentina. ¿Qué le vamos a hacer?

Urgente24

Wednesday, October 22, 2008

Exposición Santos de América

Se está presentando esta exposición en Chile.
Estuvimos en la misa y bendición de esta exposición que reune a 22 santos.
Se busca a través de ella resaltar los frutos que ha dado el paso del Evangelio en nuestro continente, mostrando a través de imágenes las figuras de 22 santos de América que han sido verdaderos discípulos misioneros de Jesucristo.

Fármacos contra vejez pueden afectar salud

BARCELONA (España), (EFE).- Ningún fármaco del mercado es capaz de frenar el envejecimiento, ni siquiera los famosos antioxidantes o la hormona del crecimiento, e incluso pueden ser nocivos para la salud, según un ensayo del científico español Salvador Macip, que repasa las últimas investigaciones en este área.


En su estudio "Inmortales, sanos y perfectos", Macip aborda, entre otro asuntos, la lucha que el hombre ha mantenido para encontrar la "inmortalidad" o al menos la máxima longevidad, en un combate contra el envejecimiento desde la ciencia.


Desde hace siglos se persigue alguna sustancia que frene el envejecimiento, objetivo que ha sido el germen de una "industria gigantesca montada entorno de productos y estrategias que nos aseguran que podremos vivir más tiempo" y que moverá, sólo en EEUU, 50.000 millones de dólares, sin haber demostrado su eficacia.

Macip, médico especializado en genética molecular tras nueve años investigando el envejecimiento celular en el Departamento de Ciencias Oncológicas del Hospital Mount Sinai de Nueva York, señala que cualquier artículo en una revista científica sobre algún asunto -como los antioxidantes o las hormonas del crecimiento- es utilizado luego por algunas empresas para vender sus productos.


Internet se ha convertido en un medio habitual para la promoción de estas panaceas contra el envejecimiento -antioxidantes, hormonas o derivados de vitaminas- que no sólo no tienen ninguna eficacia contrastada sino que pueden ser peligrosos para la salud.


El uso de antioxidantes en la dieta ha sido puesto en duda desde hace años e incluso hay estudios que reflejan que existe una relación entre ellos y el incremento de ciertos cánceres, como el de próstata, pero, a pesar de estas "evidencias científicas", un tercio de los adultos de los países desarrollados los siguen consumiendo.


La hormona de crecimiento (HGH) -que el organismo segrega sobre todo en la infancia y pubertad- combate la pérdida de masa muscular -por lo que es usada por muchos deportistas o actores- y aunque no ha mostrado su utilidad en la batalla contra la edad tiene a su alrededor una "industria en marcha" que parece obviar los efectos secundarios: diabetes, hipertensión o cáncer.


También la llamada "medicina regenerativa antienvejecimiento" es criticada por los investigadores, que afirman que estos tratamientos anti-edad no se basan en ningún fundamento científico, lo que no ha impedido su éxito.


Hasta el momento sólo algunas investigaciones contrastadas en animales permiten hablar de cierto posible control del envejecimiento, como la regulación de las proteínas relacionadas con la insulina, o la restricción calórica de las comidas ingeridas, una vía, no obstante, "poco práctica y peligrosa", por lo que se están buscando fármacos que produzcan los mismos efectos.


Macip alerta de que en EEUU ya hay grupos "que se la juegan" y practican la restricción calórica en hasta en un 60%.


La esperanza de vida media en el planeta ronda los 75 años gracias a la alimentación o la mejora sanitaria -que ha vencido a los "depredadores microscópicos"- y ha permitido que muchos humanos estén viviendo ahora al límite biológico al lograr "morir de viejos" y "no de ninguna enfermedad".


Sin embargo, indica Macip, aunque los avances sanitarios permiten estirar un poco más la esperanza de vida -venciendo enfermedades hasta ahora incurables- los cuerpos siguen degenerándose.


Ante este punto, hay opiniones enfrentadas: los que opinan que la evolución no ha preparado el cuerpo humano para resistir más de un cierto tiempo y los que creen que si la ciencia logra combatir las enfermedades la longevidad del hombre no tendrá límite.


A lo largo de la historia hay casos sorprendentes, como el de la francesa Jeanne Calment, que murió en 1997 a los 122 años, un ejemplo que según Macip refleja que una combinación de factores genéticos y ambientales (el entorno, el tabaco, la alimentación...) facilita una longevidad natural.


La teoría de la oxidación de las células que afecta al ADN es una de las más utilizadas para explicar el envejecimiento y por ello es una de las vías que siguen los expertos en biogerontología, así como la investigación sobre las células senescentes (envejecidas) con las que el propio organismo combate el cáncer, pero que a su vez provoca la degeneración del cuerpo.


Macip concluye que, aunque lograr mecanismos para reducir el envejecimiento o sus "síntomas" no es un objetivo imposible, o que científicos como Lenny Guarante pronostican que la raza humana podrá aumentar el límite máximo de su edad en un 50%, habrá que esperar unos años para ver si todas esas predicciones acaban siendo ciertas.



El Nacional, la voz de todos

SOBRE REGALOS E INOCENCIA

Ahora comprendo que la vejez es de algún modo el miedo a cruzar la frontera que nos devuelve a la inocencia. Pasan los años y nos hacemos esclavos de la opinión ajena. Perdemos esa intensa rebeldía que nos hace sentir capaces de mandar al diablo todo y no morir en el intento.


Con Patty solíamos entrar a las tiendas y hacer travesuras para reír como locos. Éramos adolescentes y transgredir la norma era la autoafirmación más vital y emocionante. No sentíamos culpa a pesar de escandalizar a más de uno relatándole nuestras aventuras.

Pasó el tiempo y otros amores – como a todo el mundo – me regalaron inmensos momentos de dicha, pero a veces extraño esa época donde nos importaba poco lo que los demás pensaran.


Llegado el día cuando lo más incómodo es que te pregunten la edad, intenté volver a esos días so pretexto de la celebración. Después de tanta insistencia, mi fiel y encantadora amiga accedió a ser mi “regalo” y recobrar la inocencia.No relataré lo que sucedió, pero hubo mucho más infantil juego y ternura que pasión. La trasgresión fue lo que nos devolvió mucho de la libertad y del brío que dormía esperando una ocasión.


Ahora comprendo que la vejez es de algún modo el miedo a cruzar la frontera que nos devuelve a la inocencia. Pasan los años y nos hacemos esclavos de la opinión ajena. Perdemos esa intensa rebeldía que nos hace sentir capaces de mandar al diablo todo y no morir en el intento. Ser adulto es actuar de acuerdo a los imperativos de la conveniencia social y el decoro, pero al mismo tiempo es deshumanizarnos. Si gritamos o saltamos en medio de la calle nos dicen locos y nos lo creemos. Los niños son libres e inocentes porque aún no han sido contaminados por el “que dirán” y me pregunto ¿NO ES REGOCIJABLE DEJAR LA MÁSCARA DE LA ADULTEZ, SIQUIERA UN DÍA, Y REGALARNOS AQUELLO QUE EL MORALISMO REPRIME?


Actualizado por: Billy Crisanto Seminario
piuravirtual.com

Monday, October 20, 2008

Alertan sobre los efectos en la salud del "lenguaje para viejos"

Es el que se usa para hablarles a los adultos mayores, con diminutivos o llamándolos "abuelos" sin que haya parentesco. Según los especialistas, este trato se debe a que existe una imagen negativa de la vejez, más asociada a la enfermedad.


Por: Gabriel Giubellino

Qué quiere, tía?", salió la voz desde detrás de un mostrador, en una feria callejera de Lomas de Zamora. "'Tía? No soy su tía", pensó la mujer, sin contestar. Luego, ya en la casa, habló: "No me dijo abuela porque no es mucho más joven que yo. Pero la próxima no se la dejo pasar".


Se está empezando a estudiar qué impacto tiene el "lenguaje para viejos" en su salud. No sería bueno, según una observación realizada por la Escuela de Enfermería de la Universidad de Kansas. Se estudió la relación entre personas con demencia leve o moderada y el personal de un geriátrico. Si los trataban como idiotas o como bebés, notó, la cooperación de los viejos era menor. Otra investigación, de la Universidad de Yale, indica que quienes piensan que el viejo es débil, olvidadizo o tembloroso, actúan peor en los tests de memoria y equilibrio.


Quien viene hablando de esto desde 1970 es Leopoldo Salvarezza, psicogerontólogo, ex profesor de la UBA. Tradujo a Robert Butler, inventor del término ageism. Dice Salvarezza: "Es el conjunto de prejuicios que existen dentro del cuerpo social, lo que se atribuye por el simple hecho de cumplir años". Los hay negativos -todos los viejos son enfermos, depresivos, asexuados, pesados, maniáticos, etc.- y positivos también -son sabios, bondadosos, confiables-.


En el caso del lenguaje, sigue Salvarezza, "aparece bajo una máscara de cariño; en el mejor de los casos, cuando alguien le dice 'abuelo' a quien no es su abuelo, hay una usurpación de títulos".


A los especialistas el tema no los toma por sorpresa. Miguel Angel Acánfora, médico gerontólogo, entiende que no hay en la academia una formación que compense esta conducta. "Está en nuestra idiosincracia decir 'la colita, el bracito, la rodillita del abuelito'. Es como decir que el adulto mayor tiene una incapacidad; todo es más chiquito, todo le funciona menos. Y no es así".La doctora Sara Iajnuk, médica integrante de la Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría, dice que este "lenguaje que lastima" es usado "más que nada por el personal de salud" y que esto tiene un porqué, a su entender. "Si uno le pregunta a un médico, a alguien que hace rehabilitación, qué imagen tiene de la vejez, se imaginará a un cojo, a alguien en una silla de ruedas". Y, por otro lado, observa un paternalismo poco profesional: "Algunos abrazan al paciente, será que no tienen resuelto los problemas con sus padres... Hay un error en usar el lenguaje de acercamiento; el 'viejismo' significa rechazo, temor, desagrado, negación, un paso antes de la gerontofobia".Iajnuk va más allá de los médicos en su observación. "Hay clubes de viejos que se llaman 'Eterna juventud'. Cómo le van a poner así, si todos sabemos que la juventud caduca, como las flores. Si nos seguimos formando, si tenemos una identidad, una vida propia, para qué compararnos con otros. Es un error".


Un trabajo que presentó Nélida Redondo, investigadora en Sociología del Envejecimiento, aborda este asunto. En una encuesta hecha en 2006 a 304 residentes en 101 geriátricos, realizado por la Universidad Isalud, patrocinada por la OPS y financiada por el BID, el 97% dijo que el personal lo trataba con respeto y cariño. "No hay conciencia de que puede haber subestimación", dice Redondo. 'Entonces? 'Es tan grave decirle abuelo a un adulto mayor, a un viejo? En la Argentina, el PAMI tiene un programa, "Abuelos Cuenta Cuentos", y hasta la ministra de Salud, Graciela Ocaña, usa la palabra "abuelos". Estela Altalef, médica especialista de la gerencia de Promoción Social y Comunitaria de PAMI, dice: "En el programa Abuelos Narradores, la denominación surgió de los mismos adultos mayores, que se sienten en condiciones de transmitirle a las otras generaciones toda la experiencia que da la 'abuelidad'. Ahora, en otro contexto puede ser peyorativo o molesto. Hay cierta hipocresía en la discusión sobre cómo llamarlos; importa cómo son tratados".


Los especialistas señalan que este lenguaje oculta una asimetría. El viejo no va a decirle a su médico "querido", pero sí puede recibir esa muestra de... cariño. "La culpa es nuestra, de los viejos", dice Iajnuk. "Con los años, aprendí algo: la marginación se resuelve solamente desde el actor involucrado. No fueron los hombres los que les dieron a las mujeres su posición actual".


Clarín.com

Puentes entre viejos y jóvenes

Estudios en la universidad de Yale, EE.UU., nos muestran una forma de desvalorización de la vejez hasta ahora poco difundida. La llaman "viejismo" y consiste en referirse a los "viejos" con aire paternalista (Alertan sobre los efectos en la salud del "lenguaje para viejos" ). Siempre se creyó que había cierta ternura al decirle a alguien "abuelo" sin que haya vínculo sanguíneo con la persona. Para esta investigación, no es así. Ese trato encubriría una desconsideración del adulto mayor tanto en su experiencia como en su sabiduría.


Un confinamiento en el lugar del pasado y/o de la enfermedad, que despoja de toda riqueza creativa esa etapa de la vida. No es un tema menor en un mundo cuya población envejece en modo creciente. Y tampoco lo es en una Argentina donde los mayores de 80 años se acercan al millón de personas.


"La vejez no está escindida del resto de la vida anterior: es la continuación de tu adolescencia, tu juventud, tu madurez", escribió Norberto Bobbio, filósofo y senador italiano fallecido en 2004, en "De senectute", una reflexión autobiográfica sobre el sentido de la vida y de la muerte. Los profesionales argentinos consultados en esta producción de Clarín observan que hay que educar no sólo a los propios especialistas en la cuestión sino también a los mismos ancianos.


El PAMI impulsa interesantes programas que promueven la interacción de los jóvenes con los "viejos", en busca de una mayor integración generacional: no desechar, sino sumar en la cadena de la vida. Una vez que ceda la conducta espasmódica de los mercados y el cataclismo financiero se disipe, acaso se podrán retomar los temas postergados de la humanidad, como el lugar de la llamada "cuarta edad". Sería atinado: se sabe que, como canta Serrat, "todos llevamos un viejo encima".


Clarin.com

Thursday, October 16, 2008

Aurora Cañero en Galería Animal


Canon II Bronce 170 x 33 x 33 cms.
Hasta el 1° de noviembre

Orgullosamente viejo

La Prensa (Nicaragua)8/10/2008.

Marvin Saballos Ramírez*

Llegando a sexagenario, puedo decirlo con confianza, ¡Hombré (y mujer) ya estamos viejos!
En las últimas décadas se han introducido los términos de “adulto mayor”, “tercera edad” u otras formas que pretenden ser recatadas al referirse a nosotros los viejos, como si fuera algo que hay que tratar con sutileza para hacernos sentir bien.


¡Pero vaya! Si es todo lo contrario, tenemos el orgullo y la bendición de haber alcanzado hasta las últimas etapas de la vida, de cerrar el ciclo natural. Fíjense bien, para alcanzar esta meta hemos tenido que tener la inteligencia, el carácter, la capacidad y la fortuna de poder llegar a ser viejos, pasando por las sucesivas fases vitales: niñez, adolescencia, joven adulto, adulto maduro hasta exitosamente llegar a viejos.


¡No es así nomás llegar a viejo! Y por eso hay toda la razón para celebrarlo. Recién se conmemoró en Nicaragua el Día del Adulto Mayor el pasado 1 de octubre. Las Naciones Unidas le llaman Día Internacional de las Personas de Edad, cabría preguntarse ¿de cuál edad? Quizá es más acertado el nombre que las mismas Naciones Unidas dan a las reuniones globales sobre el tema: Asambleas Mundiales sobre el Envejecimiento (a la fecha se han celebrado dos: en Viena 1982 y en Madrid en 2002).


Los procesos biológicos y sicológicas propios del envejecimiento se manifiestan inevitablemente alrededor de las décadas de los cincuenta y sesenta de la vida humana.


La experiencia y la ciencia nos dicen que la mejor manera de vivir saludablemente es asumir la realidad de nuestra vida en cada momento y circunstancia, la negación, la evasión, la fantasía son mecanismos de defensa y adaptación, buenos acaso en el momento de una crisis, pero dan orígenes a neurosis y vidas insatisfechas cuando nos aferramos a ellos.


Cada etapa de la vida tiene sus propios encantos, retos y dificultades. Lo sano es vivirlas a la mayor plenitud posible. Por ejemplo, nunca me imaginé que iba a ser tan bonito tener nietos, o que las personas en general te traten con consideración y respeto en atención a los años. Es verdad que el deterioro físico te va presentando graduales y mayores limitaciones, también que ocasionalmente se encuentra uno con otras personas impertinentes que tratan al viejo groseramente. ¿Pero qué se gana con renegar o lamentarse permanentemente? Hay que aprender a convivir con las limitaciones y ser creativos en encontrar otras formas de disfrutar la vida cuando algo que uno anteriormente hacía ya no es posible. Amargarse no es una opción, siempre hay algo que se puede hacer y resulte satisfactorio y útil.


Es también verdad que las condiciones socioeconómicas y familiares se van volviendo adversas, especialmente en países con severas limitaciones en el desarrollo de la previsión y asistencia social, como lo es el nuestro. Ni al niño, ni a la mujer, ni al trabajador, ni al ciudadano en general, se le hacen efectivos sus derechos si no se lucha y vela por ellos. No es distinto con nosotros los viejos, luchando por nuestros derechos seguimos activos en la vida social y es también oportunidad de sentirnos útiles y de recibir compensaciones. Hasta los actuales jóvenes nos agradecerán en el futuro los logros que podamos alcanzar hoy por el bienestar de los viejos.


¡Felicidades a las viejas y a los viejos por el reciente Día Internacional de la Vejez!
¡Debemos sentirnos orgullosos y disfrutar de ser viejos!



*El autor es Psicólogo Social.

Aurora Cañero Esculturas Recientes



Salomé II Bronce 170 x 50 x 58 cms.




Una constante investigación de la figura humana forjada en bronce, material “hermoso y noble” según Aurora Cañero, atraviesa la obra de esta artista que es reconocida internacionalmente y que ya ha realizado más de 100 exposiciones individuales.



La muestra titulada "INDIVI-DUALIDAD” que fue inaugurada el día martes 7 de octubre en la Galería Animal, es la cuarta exposición que la artista realiza en Santiago. La muestra se compone de una selección de 16 esculturas realizadas a lo largo de estos 3 últimos años, “una selección de la obra que más me identifica actualmente” comenta Cañero.



La figura humana, la complicidad de la pareja y la atracción entre ellos es parte fundamental de su obra. Sus personajes parecieran estar detenidos en un preciso instante, suspendidos en el tiempo. Parecen descansar, observar, por un lado, pero también estar en una continua tensión con lo que la artista busca “captar un gesto en un instante y dejarlo ahí para siempre”. “Mi obra está dentro del a figuración puesto que mis personajes son hombres y mujeres. Me gusta trabajar el cuerpo humano, pero lo que las hace distintas es lo que transmiten. No busco sólo la belleza sino que también intento reflejar un sentimiento”, comenta la escultora y agrega que “siempre introduzco algún elemento simbólico que da a la obra una lectura más poética”.Sus figuras humanas se equilibran sobre soportes o peanas realizados en bronce, acero corte o acero inoxidable y “en algunos casos forman parte de la propia escultura como en los círculos que tienen un sentido de continuidad”, explica.



Según Cañero, se inspira con todo lo que la rodea pero especifica que “tengo que centrarme antes de trabajar y concentrar mis energías en algo que me inquiete”. Esto lo materializa a través del dibujo y del trabajo previo de “pensar bastante antes comenzar una escultura”.



Aurora Cañero, nace en Madrid en 1940. Artista ampliamente reconocida en el circuito artístico internacional. Su obra ha estado en diferentes exposiciones individuales y colectivas no sólo en España, sino que también en países como Bélgica, Francia, Canadá, Italia, Alemania, Colombia, Venezuela, México y Chile; al igual que en diversas ciudades de los Estados Unidos como Chicago, Miami, San Francisco, Nueva York o Palm Beach. También ha estado presente en ferias y bienales de todo el mundo. Su obra figura en museos y colecciones españoles como el Museo Reina Sofía.

Reflexiones VII Bronce 166 x 100 x 70 cms.

Exposición hasta el 1° de noviembre

Fuente: Galería Animal

La Campaña de Igualdad Género de la OIT resalta la necesidad de derechos, empleos y seguridad social para las mujeres y hombres de edad

1/10/2008.

GINEBRA (Noticias de la OIT) – A pesar de la creciente atención internacional por el envejecimiento de las sociedades y por los ancianos, en muchos países, las personas – en particular mujeres – continúan enfrentando discriminación por motivos de edad en el lugar de trabajo y carecen de acceso a derechos, empleos y seguridad social, dijo hoy la Oficina Internacional del Trabajo (OIT), en ocasión del Día Internacional de las Personas de Edad.


“Necesitamos nuevas soluciones para los problemas de las personas de edad, en especial para las mujeres”, dijo Jane Hodges, Directora de la Oficina para la Igualdad de Género de la OIT. “Las mujeres mayores son más vulnerables, con frecuencia están atrapadas en trabajos no remunerados, con salarios bajos, o trabajos a tiempo parcial o precario. Por este motivo, a menudo carecen de cualquier forma de pensión, derechos u otro beneficio social que los hombres tienen. Además, sus bajos ingresos generan un ciclo infinito de pobreza basada en el género”, agregó.


Los derechos de los trabajadores de edad están presentes en la agenda de la OIT desde hace mucho tiempo. La Recomendación sobre los trabajadores de edad, 1980, núm. 162, se refiere específicamente a los trabajadores, mujeres y hombres, con mayores probabilidades de enfrentar dificultades en el empleo y ocupación a causa de su envejecimiento.


El Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento (2002) expuso con claridad que para construir una sociedad a medida de las personas de todas las edades, es necesario que la comunidad internacional reconsidere el curso convencional de la vida laboral.


Las personas de edad deberían tener la posibilidad de trabajar o dejar de hacerlo, a tiempo completo o parcial, y recibir los beneficios de seguridad social, ancianidad, jubilación y tiempo de servicio. Sin embargo, en muchos países, la escasa o inexistente cobertura de los sistemas de protección social, obliga a las mujeres y hombres de edad a seguir trabajando, con frecuencia en la economía informal y en condiciones precarias, para tener acceso a una vida decente.


El acceso a la jubilación a través de pensiones apropiadas y cuidado médico es parte central del mandato de la OIT y parte integral de su Programa de Trabajo Decente. El Convenio sobre la Seguridad Social (norma mínima), 1952, núm. 102, establece las bases minímas para un sistema integral de seguridad social. El Departamento de Seguridad Social de la OIT promueve éste y otros convenios importantes a través de su Campaña Global para extender la seguridad social a todas las mujeres y hombres.


En junio 2009, durante la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT que se llevará a cabo en Ginebra, se discutirá sobre cambios demográficos e igualdad de género.


RLG

Wednesday, October 15, 2008

Experiencia y educación? Buena combinación

Retomando el artículo anterior recordemos que mediante la educación en la tercera edad puede lograrse que el adulto mayor se interese en el futuro, que se sienta parte de la sociedad, con funciones y roles sociales.


Los centros de salud, centros educativos,familias, comunidades son actores importantes que en su interacción con el adulto mayor pueden trabajar en su estimulación y preparación en esta etapa


La sociedad y el entorno tienen un papel fundamental en el proceso de educación del adulto mayor y en la actitud de éste hacia la vejez. Se busca crear una cultura del envejecimiento a partir de oportunidades educativas y de autodesarrollo para la tercera edad y mediante este proceso de educación la concientización en el ámbito social del valor de esta etapa.


La educación en el adulto mayor debe ser una educación para aprender a vivir, este es el tema más importante, el desarrollo de las potencialidades humanas es la tarea principal.


Analizar preguntas como quién soy, explorando el autoconcepto, cómo enfrentar los problemas es una tarea que no debe olvidar la educación en el adulto mayor.


Reflexionando sobre la base de las ideas de algunos estudiosos comparto algunas preguntas que llevarían una respuesta importante para el adulto mayor y que deben tenerse en cuenta al desarrollar el proceso educativo para la vida:

- Quién soy y cómo soy.

- Cómo debo afrontar y resolver los problemas y frustraciones en mi relación con el mundo.

- ¿Qué sentido u orientación debo darle a la vida? —objetivos, metas, valores—.


Es importante que se vea el proceso de educación como posibilidad de lograr salud en el adulto mayor tanto psíquica como físicamente, como la forma de legar elementos técnicos y fomentar en adultos mayores conceptos y pautas de conducta, derivadas de las propias discusiones, experiencias y confrontación con otros adultos mayores. Esto resulta de relevancia para la conservación de la salud física y mental en el adulto mayor. Es innegable que al presentarse un estado de bienestar físico el sujeto tendrá mayores posibilidades de experimentar bienestar psicológico que si está enfermo y viceversa, de ahí que la educación en el adulto mayor deba tener en cuenta varias esferas de trabajo.


La educación del adulto mayor es una necesidad social y debe ir dirigida al desempeño de nuevos papeles y a la búsqueda de un nuevo espacio en la sociedad.


La educación en el adulto mayor constituye en nuestros días un proceso de gran importancia, con ella puede lograrse un mejor estilo de vida en el adulto mayor donde existan proyectos, esperanzas, conocimiento real de sus potencialidades, de sus valores y hasta dónde puede llegar.


La educación en el adulto mayor permite la inserción de éste en esa sociedad que un día construyó y de la que se siente apartado. Resulta un modo de lucha contra las representaciones que hoy priman de la vejez y que tanto los limitan, constituyendo así una necesidad de orden social.


No olvide que “Loro viejo sí aprende a hablar”.


Gerontólogaenlineaconlaterceraedad@yahoo.com

Camino de vuelta

MARÍA DOLORES ROJO LÓPEZ


UNO SE PREGUNTA a veces cuándo es el momento en el que debe considerarse viejo. Los medios de comunicación no nos lo ponen fácil. Es frecuente leer o escuchar alusiones a la ancianidad para referirse a hombres y mujeres que rondan los 60.


La llegada del otoño nos recuerda que las hojas caen de nuevo y que el esplendor de las estaciones de luz declina para dar paso al ocaso del bullicio y el calor estival. La vida vuelve a recorrer los ciclos permanentes de ida y vuelta que parecen siempre idénticos, sin embargo el tiempo cronológico marca en el reloj de cada uno, su tránsito. Es obvio que nuestra cultura idealiza la juventud. Lo viejo es feo, no sirve, se tira.


Hemos de tener cuidado de no desprendernos de lo que verdaderamente mantiene los pilares de la existencia a favor de lo novedoso y efímero. A medida que el futuro se marchita, el pasado se revaloriza. Sin embargo, no es prudente mirar atrás con excesiva insistencia; todo lo anterior fue sólo una manera más o menos buena de llegar hasta ahora y hasta aquí. La veneración gratuita de una edad es una tontería. Nunca hemos de tener un sentido particularmente romántico de la juventud. Una persona o es interesante a cualquier edad o no lo es nunca. Llegar a la denominada tercera edad, en un orden establecido no sabemos en base a qué criterio y que parece terminar en ella, es todo un logro y hasta una conquista. Nadie se prepara para envejecer bien y sin embargo hay quien lo consigue prodigiosamente. Otros, confunden la entrada en esta fase imprecisa de la vida con avasallar al resto, en el ejercicio preponderante de unos derechos que parecen estar reservados en exclusividad para dicha condición.


La frase «estoy de vuelta» apunta, sin duda, al conocimiento que proporciona la experiencia propia ante el fracaso ajeno, apoyándonos en ese camino de doble sentido ya recorrido con las heridas curadas. Aludimos a una sabiduría que el tiempo deja en nosotros como si con esta visión desde lo alto pudiésemos garantizar la eficacia del comportamiento en nuestra edad y como si las equivocaciones debiesen pasar de largo ante nosotros por ello. Por desgracia no es así tampoco. Seguimos equivocándonos asombrosamente incluso estando de vuelta de la maratoniana vida o llegando a su meta final.


Como en la adolescencia, la vejez nos distancia del exterior y nos conduce a un cierto exilio íntimo donde el ímpetu y el entusiasmo de la juventud se van convirtiendo en reflexión, ponderación y serenidad, en ningún modo indiferencia, construidas con esfuerzo y obligación con la intención de dejar de ser novatos sin castigo.


Las arrugas del corazón siempre son las más difíciles de planchar, por lo demás la vida siempre es hoy. Ésta, en efecto, transcurre desde la esperanza hasta el recuerdo pero para que la memoria no sea solamente la sombra de ella es preciso que sea capaz de habernos hecho crecer por dentro mientras logramos juzgar sin prejuzgar y sentir sin presentir. No debemos tener facturas pendientes con el pasado porque en realidad, aquello que no hicimos será lo que más nos atormente o lo que no vivimos se convertirá en nuestro mayor reproche.


Carpe diem, ordenaba Horacio. Aprovecha el día. Disfruta del ahora porque más pronto de lo deseable, anochecerá. Posiblemente el tiempo sea una trampa, una especie de red inexistente que nos envuelva en un bucle perpetuo por el que nos dejamos caer desde el nacimiento hasta la muerte. Pero esta categoría humanizada de secuencias compartimentadas, que en la juventud nos acompaña ávida de ser gastada con rapidez, en la vejez nos amenaza con la urgencia de su huída para llevarnos en ella. Poseemos la juventud en un plazo demasiado corto que añoramos el resto de la vida. Lo que podemos rescatar de ese período es la disposición ante lo que queda: la intrepidez, la permanente curiosidad, el gusto por el riesgo, el pensar y no sólo estar, el hacer y no sólo pensar, el querer y no solo dejar¿no vale refugiarse en los rincones donde nos invadan la inacción o el desánimo. Hay que agarrar cada instante y elegir cuanto ofrezca. No podemos separarnos de la vida y esperar a un lado su término. Hay que abrazarse a ella con fuerza, sin tristezas del pasado que retomen forma de compañeros fantasmas persistentemente a nuestro lado, sin temor por un futuro etéreo e inexistente siempre en el ahora, sin cobardía, sin pereza y sin sensatez (aun tenemos tiempo de ser insensatos y sentirnos carnal y lucidamente vivos).


Agarrarnos con el afán de disipar las sombras y el pesimismo y si podemos, cuando podamos, ser felices. La edad nada tiene que ver con dejar de sentir.


Las pasiones deben estar presentes en esta etapa otoñal sin miedo a que el caos desordene lo que parece serenamente pautado hacia el final. Lo peor no es abandonarlo todo antes de que ello nos abandone, sino acostumbrarnos a que el abandono sea permanente. Mientras sigamos teniendo vida podemos reconvertir el entusiasmo en nuestro beneficio.


La pérdida de las pasiones, en cualquier ámbito que nos asalten, lleva a una comodidad mortecina que mata silenciosamente. Si en la juventud nos ayudaron a descubrir, de mayores nos sirven para continuar. En realidad, siempre tienen una virtud última: nunca nos dejan indiferentes, ni antes ni después. Debemos hacer una síntesis de los estados contradictorios del espíritu que mantienen el entusiasmo o aceleran la tristeza: el optimismo y el pesimismo.


Seamos pesimistas por inteligencia y optimistas por la voluntad. No rechacemos nada de lo que nos llegue en ambos sentidos, pero seamos voluntariosos para ser felices.



El tiempo, manantial que brota o sumidero que arrastra, es vivido desde el interior como posibilidad o como condena. Cada uno orienta de una forma diferente su ración de brevedad. Elegir inteligentemente es una opción capaz de sacudirnos la pereza demoledora que se va instalando en nuestras intenciones al final de cada etapa. El secreto está en la acción pero sobre todo en aquella que elegimos como deseable a pesar de tener la condición de obligatoria, en cualquier momento. El aburrimiento es una enfermedad del alma que mata al cuerpo absorbiéndolo todo; un gusano que nos devora anticipando la nada. Estamos hechos y deshechos a semejanza del tiempo por eso quien lo pierde, se pierde; quien lo mata, se mata; quien lo ahorra se guarda e incluso se malgasta, pero quien realmente se identifica sin protestas ni reproches ante su capricho fugaz, es capaz de vivir intensamente por encima de todo lo demás, hasta de su propia edad.


Diario de León

Tuesday, October 14, 2008

Hey Jude

Un recuerdo para los que le gustan Los Beatles

Sunday, October 12, 2008

Cosmogonia olmeca (Ruben Bonifaz Nuño)

Rubén Bonifaz Nuño

Para los que llegan a las fiestas
ávidos de tiernas compañías,
y encuentran parejas impenetrables
y hermosas muchachas solas que dan miedo
—pues uno no sabe bailar, y es triste—;
los que se arrinconan con un vaso
de aguardiente oscuro y melancólico,
y odian hasta el fondo su miseria,
la envidia que sienten, los deseos;
para los que saben con amargura
que de la mujer que quieren les queda
nada más que un clavo fijo en la espalda
y algo tenue y acre, como el aroma
que guarda el revés de un guante olvidado;
para los que fueron invitados
una vez; aquéllos que se pusieron
el menos gastado de sus dos trajes
y fueron puntuales; y en una puerta
ya mucho después de entrados todos
supieron que no se cumpliría
la cita, y volvieron despreciándose;
para los que miran desde afuera,
de noche, las casas iluminadas,
y a veces quisieran estar adentro:
compartir con alguien mesa y cobijas
vivir con hijos dichosos;
y luego comprenden que es necesario
hacer otras cosas, y que vale
mucho más sufrir que ser vencido;
para los que quieren mover el mundo
con su corazón solitario,
los que por las calles se fatigan
caminando, claros de pensamientos;
para los que pisan sus fracasos y siguen;
para los que sufren a conciencia,
porque no serán consolados
los que no tendrán, los que no pueden escucharme;
para los que están armados, escribo.

Rubén Bonifaz Nuño


Nació en Córdoba, Veracruz, en 1923. La formación humanística lleva a Rubén Bonifaz Nuño hacia una poesía de síntesis en que se concilian el rigor clásico y las palabras en libertad, el oscuro y muchas veces atroz universo náhuatl y la tradición grecolatina. Ese decidido afán de restaurar lo clásico en medio de la realidad de nuestros días se logra en plenitud en sus libros de madurez, cada uno de ellos un solo gran poema unitario, por más que los fragmentos tengan su valor propio aparte del que poseen en el conjunto. Dueño de excepcional sabiduría técnica, ha afinado la versificación hasta crearse sus propias modalidades estróficas y una sintaxis peculiar que debe tanto a la poesía escrita como al lenguaje coloquial. El idioma dócil y tenso se ciñe con la misma precisición al canto de la cólera o la ternura, la esperanza o la melancolía, el amor o la soledad sin remedio. Cada nuevo libro de Bonifaz Nuño rectifica y mejora al anterior. Lo prosigue también, y así su obra toda logra una continuidad, una coherencia sin monotonía como muy pocas veces se ha presentado en la lírica mexicana.*

Su producción poética de 1945 a 1971 fue recopilada en De otro modo lo mismo, poesía 1945-1971 (1978), su producción posterior, en Versos, 1978-1994 (1996), ambos publicados por el Fondo de Cultura Economica. Ha traducido del latín y del griego a Ovidio, Catulo, Lucrecio y Homero, entre otros.
* Tomado de Poesía en movimiento. México, 1915-1966 (editado por Octavio Paz, Alí Chumacero, José Emilio Pacheco y Homero Aridjis), Siglo XXI, México.
Premios:
Premio Nacional de Letras 1974
Diploma de Honor No. 32 del Certamen Capitalino de Roma.
Premio Alfonso Reyes 1984.

Teme más a la vejez que a la muerte Rubén Bonifaz Nuño.* El poeta y traductor grecolatino está próximo a cumplir 85 años

México, 11 Oct (Notimex).- Considerado como uno de los mejores traductores de los clásicos grecolatinos en el mundo, que reconoce tener más miedo a la vejez que a la muerte, el poeta veracruzano Rubén Bonifaz Nuño dijo que nunca pensó ver las condiciones en las que se encuentra el país.


“México, mi país, nunca creí que llegaría a este punto, pienso que lo han deshecho absolutamente; lo que más lamento es el hambre de la gente. Para mí no hay más que lamentar que eso”, aseveró el vate, quien el próximo 12 de noviembre cumplirá 85 años de vida.


En este momento, enfatizó, hay un 10 por ciento de gente de piel clara en el primer círculo de la nación y el resto, indios casi puros, que se muere de hambre para mantener en la gloria a los primeros, añadió al lamentar también que la “raza de bronce” lleve ya 500 años de sumisión.


Para acabar con esta situación, continuó, los mexicanos necesitan saber lo que son, investigar lo que han sido y tratar de revivirlo, no históricamente, sino en el sentido de volver a ser grandes señores, manifestó el también catedrático, cuyo mensaje tiene dedicatoria especial para los jóvenes a quienes sugirió no se avergüencen de ser lo que son.


En ese sentido, a propósito de la próxima conmemoración del Descubrimiento de América, el 12 de octubre, Bonifaz Nuño relató en entrevista un episodio de la conquista de México, cuando se encuentran por primera ocasión los indios y los españoles.


En ese momento, relató, llega Hernán Cortés y le grita a los indios: “Quiero hablar con uno de sus grandes señores”, y un indio le contesta: “puedes hablar con quien quieras, aquí todos somos grandes señores”.


“Eso es lo que quiero para mi México, que los indios vuelvan a ser grandes señores”, externó Bonifaz Nuño, cuya obra puede dividirse en tres grandes aspectos: el estudioso y traductor de los clásicos griegos y latinos.


El de estudioso de las culturas prehispánicas de México y la poesía, que a decir de él es su acto libre en la vida.

El veracruzano, quien luego de no visitar el mar en los dos últimos años dijo no extrañarlo, anotó que no escribirá sus memorias, pero que actualmente realiza una traducción de una obra de Cicerón para la biblioteca romana de la Universidad Nacional Autónoma de México, su alma mater y donde, dijo, puede vivir mejor que ni en su casa.


Sigue
Teme más a la vejez.

Próximo a cumplir 85 años de vida, por lo que recibirá el 5 de noviembre un homenaje nacional, parafraseó a un poeta griego para decir que en la vida hay dos cosas a las que debe temer el hombre: la vejez y la muerte, pero es la primera la que más pavor le causa, por los dolores que padece en sus piernas y columna.


“Me duelen las piernas y me duele el espinazo, en eso no puedo dejar de pensar”, enfatizó el mejor traductor de “La Iliada”, de Homero, quien apunta que no quiere llegar a los 86 años de vida porque “la vida es muy pesada para el viejo, los dolores físicos, las incompetencias físicas que se generan no son deseables ni aguantables de ninguna manera”.


Con un cigarrillo en la boca, exhalando grandes bocanadas de humo, durante la donación de seis de sus objetos personales al Museo del Escritor dijo que lo único que le falta en la vida es morirse.


“La muerte para mí es como una compañera que estuviera sentada en el brazo de mi sillón y estuviera mordiéndome poco a poco lo poco que me queda vivir, hasta acabarme de repente. Pero la veo sin temor, sin emoción, como una cosa completamente natural, como me llega todavía la respiración”, explicó.


Para quien quiere que se le recuerde más como ser humano que como poeta, dijo que su próximo cumpleaños lo celebrará tomando analgésicos, acostado en su cama oyendo las noticias, leyendo el periódico y no será un día como cualquier otro, “será peor, porque me daré cuenta de que soy más viejo”, rió.


Con un notorio cansancio pero de muy buen estado de ánimo, el investigador emérito de la UNAM indicó que su obra poética está escrita a la mujer, porque piensa que es una de las criaturas más bellas del universo, a las que recuerda con gran tristeza y nostalgia porque ya está fuera de su alcance.


No obstante, confesó no estar satisfecho con lo que ha escrito, porque no puede juzgar su propia obra, no así de sus traducciones, de las cuales se manifestó orgulloso.


En una autoentrevista publicada en el más reciente número de la revista “El búho”, Bonifaz Nuñoz habla de lo que significa para él la soledad y el amor. De este último señala que es una forma de relación entre seres humanos mucho más intensa que la amistad.


Hay, escribió, más deseo de comunión, de compartir intereses, pero desgraciadamente es mucho menos durable que la amistad. Tiene siempre un plazo que a menudo es muy próximo a su principio.Respecto a la primera, manifiesta: “La soledad es una ilusión juvenil, no existe. Desde muy niños comenzamos a sentir las exigencias y el amor de la sociedad que son, si bien se mira, la esencia del estar acompañados.


“Desde muy temprano aprendemos eso, que es presencia humana sobre cada uno de nosotros, y esa presencia está sobre nosotros mientras vivimos; así pues, insisto, no es posible afirmar que haya soledad”, apuntó.


La soledad, concluyó, es una ilusión juvenil, se confunde con el fracaso amoroso; porque al adolescente no le haga caso la mujer que pretende no ha de considerarse que está solo; el fracaso amoroso viene a ser otro modo de exigencia humana.


El Sendero del Peje

Para mantener la vista en la vejez: Fármaco único para degeneración macular

CARACAS/ESPECIAL - La vejez trae consigo cierto nivel de degeneración en los órganos y una disminución en nuestra capacidad de respuesta, situación que se hace crítica cuando los problemas y complicaciones afectan un sentido tan importante como la vista. Es por esta razón que los científicos no han escatimado esfuerzos para vencer enfermedades como la degeneración macular asociada a la edad –DMAE-, la principal causa de pérdida de la visión entre adultos mayores de 60 años. En este sentido, el desarrollo de la molécula ranibizumab aporta una esperanza para quienes presentan esta patología.


La DMAE es una patología caracterizada por la formación de pequeños vasos sanguíneos dentro del globo ocular, que producen cambios en la estructura de la mácula –parte central de la retina- y causan una pérdida progresiva de la visión central, lo que le dificulta a las personas leer y observar detalles.


La degeneración macular asociada a la edad puede presentarse de dos formas: seca o húmeda. El doctor Fernando Arévalo, retinólogo, explicó que cada forma de la patología cursa con diferente pronóstico visual, cuando es húmeda la pérdida de visión es mucho más acelerada y severa. Se calcula que entre 15% y 20% de los pacientes con DMAE tienen el tipo húmedo.


Desde la década de 1980 los avances tecnológicos en terapias para la DMAE se han enfocado en tratar la forma húmeda. Los tratamientos desarrollados por especialistas, a escala mundial, abarcan desde operaciones con láser de onda específica, hasta terapia fotodinámica, con lo que lograban desacelerar el progreso de la enfermedad, pero no erradicarla o mejorar la vista de los pacientes.


A finales del año 2007 Novartis Venezuela trajo al mercado nacional un fármaco para el tratamiento de la DMAE húmeda, cuyo principio activo es ranibizumab. Arévalo destacó que ésta es la única molécula aprobada para el tratamiento de la patología. Se administra en inyecciones intravítreas mensuales y actúa como un inhibidor del factor de crecimiento endotelial, que impide la formación de vasos sanguíneos patológicos y reduce el tamaño de los ya existentes.


“La experiencia con la aplicación de ranibizumab ha sido muy positiva –acotó el especialista-, los estudios que avalan su efectividad tienen alrededor de dos años. Aproximadamente 35% de los pacientes presenta recuperación visual de tres líneas y otro 50% recupera dos líneas de visión, en un par de semanas la mejoría es notoria y en la tercera semana el fármaco alcanza su pico de efectividad”.


El Dr. Arévalo enfatizó la necesidad mantener una dieta rica en vitaminas antioxidantes, para prevenir la aparición de la enfermedad. Además de practicarse chequeos oftalmológicos anuales, especialmente las personas que usan lentes, tienen antecedentes familiares de enfermedades oculares o son mayores de 60 años, esto para verificar la buena salud visual del paciente y tratar oportunamente cualquier anomalía.



“Quienes noten distorsiones en las imágenes, dificultades para ver detalles o molestias en la vista, deben acudir con un especialista –concluyó el especialista en retina- es la única manera de obtener diagnósticos tempranos y esto aporta resultados favorables”.



El Tiempo

A Tempo - 12/10/2008

Saturday, October 11, 2008

La edad de los derechos merecidos

Por: Dilbert Reyes Rodríguez


Tradicionalmente, los criterios sobre la tercera edad flotan entre dos aguas.


En el lado más dramático, la cercanía de la muerte natural y la degeneración de la imagen corporal, las habilidades físicas y la capacidad mental, alimentan el miedo de muchos a la última etapa de la vida.

Sin embargo, razones más optimistas consideran la posibilidad de llegar a la mayoría de edad como un privilegio real y magnífico, que se traduce en tiempo de obstáculos vencidos, de fundación familiar, de experiencias acumuladas y transmitidas a la descendencia.


A la vejez se llega con todos los derechos merecidos, máxime si a la persona le precede un currículum hinchado de acciones de bien, de trabajo constante, de voluntad incontenible para seguir ofreciendo de sí todo lo posible, sin egoísmos.


El 14 de diciembre de 1990, la Asamblea General de la ONU proclamó el primero de octubre como el Día Internacional de las Personas de Edad, en franco reconocimiento al mérito de la vida.

Las celebraciones anuales mantienen el objetivo fundacional de reconocer la contribución de los adultos mayores al desarrollo humano y económico, así como resaltar las oportunidades y los retos asociados al envejecimiento demográfico mundial.


No pocos expertos coinciden en calificar como revolución, las actuales tendencias del fenómeno poblacional, cuya causa principal está, precisamente, en ese envejecimiento acelerado, evidente en los 600 millones de personas que hoy tienen más de 60 años en el planeta.


Estudios recientes revelan que esta cifra se duplicará hacia el año 2025, y llegará a casi dos mil millones en el 2050, por lo cual los adultos mayores asumirán un protagonismo cada vez más creciente en la práctica social.


Las mayores preocupaciones y estados de alerta que genera la nueva problemática tienen que ver, fundamentalmente, con los destinos económicos de los países, debido al consecuente incremento en la edad promedio de la fuerza laboral remunerada.


Aunque los lógicos motivos económicos no escapan a la óptica de Cuba en relación con el asunto, las medidas adoptadas por la Isla caribeña conservan otros puntos de vista, pensados una vez más desde el beneficio al pueblo trabajador.


La consulta popular del anteproyecto de Ley de Seguridad Social, que propone la extensión de la edad laboral hasta los 65 años los hombres y 60 las mujeres, constituye el acontecimiento legal más importante de la actualidad en la Mayor de las Antillas.


Millones de cubanos, en repetida expresión de democracia, evalúan el texto, consideran posibles modificaciones y aprueban una medida que es garantía de un sólido sistema de seguridad social y premio justo al aporte tributado por quienes llegan a la tercera edad.


Es curioso, pero las causas del envejecimiento de la población cubana provocan orgullo, si precisamos que están en la calidad de vida y la celosa vigilancia de la salud del pueblo.
En correspondencia con los objetivos fundacionales del Día Internacional de las Personas de Edad, Cuba estimula, sobre los principios de la justicia social, la verdadera "creación de una sociedad para todas las edades".


La contemplación entre el pasado vivido y el presente, en el cual todavía se es útil, tiene que ser un buen pretexto para la satisfacción personal durante la vejez, por encima de miedos y prejuicios.

Facundo Cabral con Jesús Quintero

Los mayores aprenden a mejorar su vida afectiva y sexual

Saber envejecer es ser capaz de adaptarse a los cambios. Una adaptación que se lleva mejor si se mantienen buenas relaciones con la familia y el entorno. Con esta premisa, el Ayuntamiento de Maracena pondrá en marcha, a partir del 15 de octubre, un taller de educación afectiva-sexual dirigida a los mayores del municipio.


«Las relaciones afectivas se viven de manera distinta en las diferente etapas de la vida y son importantes en cualquier edad. El modo en que las vivamos influye en nuestra salud y felicidad, sobre todo en la de nuestros mayores», explica el alcalde, Noel López.


Dentro de los contenidos del curso, destacarán el reconocimiento de las emociones, saber como dejar la tristeza, saber pedir que se les trate bien, cómo afrontar lo inesperado, las relaciones con la familia, el sexo y las personas mayores y los mitos asociados a la vejez.


Y es que, «nuestros mayores deben aprender que pueden disfrutar del cariño de los suyos, de la intimidad sexual, de amar y ser amadas», según la concejala de Bienestar Social, Ana Belén Molina.


Otros cursos organizados por el Consistorio en colaboración con la Diputación son 'La soledad no es estar solo', 'Envejecimiento saludable' y 'Mente en forma'.


Ideal.es

Un poco de humor por Facundo Cabral

Molesta a ancianos trato condescendiente

Pretender ser amables, pero para los adultos menores, el hablarles suave y como si fueran niños les desagrada, según un estudio


El Universal Ciudad de México Miércoles 08 de octubre de 2008 10:02 Los profesionales le llaman habla infantilizada o, en este caso, "lenguaje de ancianos" (en inglés elderspeak).


Se trata de la dulce pero al mismo tiempo desdeñosa manera de dirigirse a la gente de la tercera edad: el doctor que habla al hijo cuando se refiere a la salud del padre; el encargado de la tienda que presupone que una persona mayor no sabe cómo utilizar una computadora, o que se le debe hablar lentamente o en voz alta.


Y también están los que se dirigen a las personas mayores con apodos como "linda", "querido", "corazón", etc.


"La gente cree que está siendo amable", dijo Elvira Nagle, de 83 años y residente de Dublin, California. "Pero cuando me llaman así me siento sumamente molesta".


Actualmente, de acuerdo con una serie de estudios mencionados en una nota de The New York Times, este tipo de "ofensas" puede tener consecuencias para la salud, especialmente si la gente acepta tácitamente las actitudes detrás de los mismos, señaló Becca Levy, profesora adjunta de epidemiología y psicología en la Universidad de Yale, quien estudia los efectos de dichos mensajes sobre la salud de los ancianos.


"Esos pequeños insultos pueden generar más imágenes negativas sobre la vejez", dijo Levy. "Y la gente con imágenes negativas de la vejez con el tiempo tiene una salud cada vez menos funcional, incluyendo menores tasas de supervivencia".


En una encuesta a largo plazo en la que participaron 660 personas de 50 años en adelante, publicada en el año 2002, Levy y sus colegas investigadores encontraron que la gente con percepciones positivas sobre la vejez vivió un promedio de 7.5 años más, un importante incremento respecto del que se asocia con hacer ejercicio o no fumar.


En el siguiente estudio, Levy encontró que la gente que se expone a imágenes negativas sobre la vejez, incluyendo palabras como "olvidadizo", "débil" y "tembloroso", tuvo un desempeño significativamente peor en pruebas de memoria y de equilibrio, así como mayores niveles de estrés.


No obstante, aun con estos descubrimientos, los que más ofenden a la gente mayor son los propios trabajadores del sector de los cuidados médicos, señaló Kristine Williams, enfermera geriatra y profesora adjunta en la escuela de enfermería de la Universidad de Kansas.


Para estudiar los efectos de este tipo de lenguaje en personas con demencia moderada a severa, Williams y un equipo de investigadores vidograbaron las interacciones entre los 20 residentes y los miembros del personal de una casa de descanso para ancianos.


Encontraron que cuando las enfermeras utilizaban frases como "buena chica" o "¿cómo nos sentimos hoy?" los pacientes se mostraron más agresivos y menos cooperativos o receptivos al tratamiento. Algunos de los que recibieron un trato infantil mostraron su molestia haciendo muecas, gritando o negándose a hacer lo que el personal les pedía.


Los investigadores, que darán a conocer sus descubrimientos en la publicación The American Journal of Alzheimer's Disease and Other Dementias (revista estadounidense de alzheimer y otras demencias), concluyeron que esta manera de hablarles a los ancianos transmite el mensaje de que el paciente es incompetente y "desata un descenso negativo en espiral entre las personas mayores, que reaccionan con una baja autoestima, depresión, retraimiento y asumen comportamientos de dependencia". (Traducción: Mariana Toledo)

Concierto de FACUNDO CABRAL @ Ibi 30-04-2006

Realizará Facundo Cabral su diplomado en canto popular en el Blanquita

El cantautor argentino se presentará por primera vez en el lengendario teatro

Declara que tiene ganas de seguir ofreciendo sus pensamientos a la gente


El Financiero en línea

México, 8 de octubre.- El cantante y compositor argentino Facundo Cabral dijo que presentarse por primera vez en el teatro Blanquita es como diplomarse en el canto popular, además de que da gracias a la vida porque a sus 71 años aún tiene ganas de seguir ofreciendo sus pensamientos a la gente.


Durante una conferencia de prensa ofrecida hoy en este foro donde actuará este viernes y sábado, Cabral comentó que ya había pisado el teatro Blanquita, pero sólo como espectador.

Respecto a su salud, el trovador argentino reconoció que su vejez le ha traido problemas para moverse, al grado de utilizar silla de ruedas y contar con un acompañante para trasladarse de un lado a otro.


"Cuando me voy de México a veces me voy mal de salud, pero cuando regreso me repongo, sobre todo ahora que estoy por diplomarme como un cantante popular en el Blanquita, me gusta venir a México y cantar todo, recordando los foros que he pisado desde Chetumal (Quintana Roo) hasta Ojinaga (Chihuahua)".


Con el rostro sin barba, Cabral señaló que cambió su imagen luego de que una mujer le dijo: `¨Cuándo te veré el rostro?". "Ese fue el motivo por el que me rasuré, pero no se puede aparentar menos edad cuando se es viejo".


Comentó que es físicamente de la tercera edad, aunque mentalmente aún no. "Yo solo no puedo levantarme y tengo que andar en silla de ruedas sobre todo en los aeropuertos, pero sigo asistiendo al teatro con el mismo ánimo que cuando joven".


Dijo que si Atahualpa Yupanqui cantó hasta los 84 años "yo como no voy a seguir cantando a los 71", asimismo, recordó el homenaje que hace algún tiempo le brindaron en Buenos Aires.


Respecto a su presentación del fin de semana, Facundo aclaró que "esto no es un concierto, es más bien una charla y un encuentro con los amigos, no tengo vigencia porque nunca la tuve, y para el tiempo del show me avisa el esqueleto, porque la vejez incluso te cobra hasta sentado".


Facundo Cabral realizará una extensa gira por el país durante octubre y noviembre visitando Morelia, Michoacán; San Luis Potosí, León, Guanajuato; Aguascalientes, Toluca, Estado de México; Pachuca, Hidalgo, y Tijuana, Baja California. Saltillo y Piedras Negras, Coahuila; Monterrey, Nuevo León; Jalapa y Córdoba, Veracruz; San Cristobal y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Oaxaca, Oaxaca; Mérida, Yucatán, y Cancún, Quintana Roo, completarán este tour. (Con información de Notimex/MVC)

Tuesday, October 07, 2008

Cuba: un ejemplo a seguir en la atención al adulto mayor

Por María Josefina Arce1-10-08


Cuba: un ejemplo a seguir en la atención al adulto mayor


En la década del noventa la Organización de Naciones Unidas implementó el primero de octubre como Día Internacional del Adulto Mayor, con el fin de favorecer la toma de conciencia sobre el valor de la prolongación de la vida y la necesidad de crear sociedades cada vez más integradoras y justas para todas las personas adultas mayores.


Especial significación tiene esta fecha en la actualidad, en el que el mundo vive un proceso acelerado de envejecimiento. Cuba que no escapa a este fenómeno mundial y posee una esperanza de vida al nacer de casi 80 años, concede un cuidado prioritario a este segmento problacional, que suma casi 16 por ciento del total de habitantes de la Isla.


La esmerada atención que se brinda en la Mayor de las Antillas a las personas de la llamada tercera edad ha sido reconocida por expertos de otras naciones, que han destacado que el sistema cubano abarca a toda la población en esas edades por lo que elimina desigualdades, lo que la diferencia de otros países.


A partir de 1959, con el triunfo de la revolución se comenzó un trabajo muy serio desde el punto de vista social y legislativo, como de asistencia médica, que garantizara la salud y la asistencia social para los adultos mayores y el disfrute de una vejez con óptima calidad de vida.


El primer programa de atención al adulto mayor surge en el año 1974 y en 1985 se incorpora la variante de atención del médico de la familia y su equipo de trabajo. Este programa se ha ido enriqueciendo constantemente y en la actualidad incluso existe un laboratorio de evaluación funcional del anciano, destinado a valorar los sistemas neurosensorial, auditivo y visual de esas personas.


Asimismo, las autoridades cubanas en su constante empeño por mejorar el nivel de vida de este segmento poblacional desarrollaron este año un estudio integral del adulto mayor, para conocer y caracterizar las principales necesidades biopsicosociales, materiales y económicas de las personas mayores de 60 años, y en consonancia trazar estrategias para la atención y elevación de su nivel de vida.


De acuerdo con fuentes oficiales, en la actualidad existen en Cuba más de 14 mil círculos de abuelos, o grupos que se forman generalmente a nivel de barrio, ya sea para la recreación o para el cuidado durante el día. Además, se cuenta con unos 170 hogares de ancianos y con un plan de atención domiciliaria, que sirve a unas 100 mil personas que viven solas.


En tanto, la Cátedra del Adulto Mayor, programa educativo dedicado a la vejez, e iniciado en la Universidad de La Habana, ha beneficiado hasta la fecha a 59 393 longevos, cuya experiencia se extiende por el país al crearse instituciones de ese carácter en las todas provincias, municipios y consejos populares.


El envejecimiento poblacional como fenómeno mundial constituye un logro de la humanidad, pero las sociedades deben estar preparadas para enfrentarlo y así alcanzar una vejez satisfactoria. Cuba es hoy ejemplo para el mundo también en este aspecto, pues uno de los principios básicos de la sociedad cubana es favorecer la realización de un ambiente humano, social y espiritual en cuyo seno todas las personas, particularmente los adultos mayores, puedan vivir de forma plena y digna.



Radio Habana

Secretario General de la ONU pide mejorar políticas relacionadas con el envejecimiento

Centro de Noticias ONU

01 de octubre, 2008 El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, consideró hoy que es necesario mejorar sustancialmente las políticas nacionales relacionadas con el envejecimiento, e incorporar en ellas las preocupaciones de las personas mayores.

Al conmemorarse el Día Internacional de las Personas Mayores, Ban destacó la discriminación que muchos sufren en el lugar de trabajo.Dijo que en algunas regiones del mundo, los derechos de la gente mayor se vulneran todos los días, pese al compromiso asumido hace seis años por los países que adoptaron el Plan de Acción de Madrid sobre el Envejecimiento.A menudo, explicó, no se les reconoce ni se les muestra respeto y se les impide la participación plena en los asuntos sociales, económicos, culturales y políticos.Hay países, agregó, en los que los casos de abandono, de abuso y violencia son comunes.El Secretario General opinó que la celebración de esta jornada internacional brinda la oportunidad de estimular el debate sobre la promoción de sus derechos y fortalecer alianzas para asegurar su plena participación en la sociedad.

Leer Mensaje del Secretario General de Naciones Unidas en ocasión del Día Internacional de las Personas Mayores


RLG