Monday, February 18, 2019

Murió el hombre del beso más icónico de EEUU

George Mendonsa murió a los 95 años. (Foto: Alfred Eisenstadt para Life)
George Mendonsa murió a los 95 años. (Foto: Alfred Eisenstadt para Life)




El marinero que besó a una mujer en pleno Times Square mientras la gente celebraba el fin de la Segunda Guerra Mundial en las calles de Nueva York, protagonista de una icónica foto de la época, murió a los 95 años, informó su hija al Providence Journal.

George Mendonsa sufrió una apoplejía el domingo después de caerse en el asilo en el que vivía en Middleton, Rhode Island, señaló su hija Sharon Molleur.

En la famosa imagen, una de las cuatro que tomó Alfred Eisenstadt para la revista Life, se ve a Mendonsa inclinado sobre la mujer a la que está besando y que viste un uniforme blanco de enfermera.

George Mendonsa besó a Greta Zimmer Friedman. (Foto: Especial)
Mendonsa, que fue desplegado en el Pacífico durante la Segunda
Guerra Mundial, estaba de vacaciones cuando la fotografía fue tomada.
Durante mucho tiempo aseguró que era el marinero de la foto, pero
esto no se confirmó hasta hace poco con el uso de
tecnología de reconocimiento facial.
Greta Zimmer Friedman, la mujer de la imagen, murió en 2016 a los
92 años.
Eisenstadt no le había pedido los nombres a los dos extraños que capturó
con su cámara mientras se besaban. Más adelante describió que vio
cómo el marinero corría por la calle y tomó a la primera chica
que se le cruzó.
Alfred Eisenstadt sosteniendo su famosa foto. (Foto: Especial)


Alfred Eisenstadt sosteniendo su famosa foto. (Foto: Especial)
"Corría delante de él con mi Leica mirando hacia atrás sobre
mi hombro, pero ninguna de las fotos posibles me satisfacía"
,
escribió en "Eisenstadt on Eisenstadt".
"De repente vi que alguien agarraba algo blanco. Me di vuelta e
hice click en el momento en el que el marinero besó a la enfermera.
Si ella hubiera estado vestida de negro nunca hubiera tomado
la foto"
.

Con información de AFP

INFOBAE

Joan Manuel Serrat en entrevista para MILENIO e información de sus presentaciones en México


Azucena Uresti en entrevista con Joan Manuel Serrat, cantautor, compositor, actor, escritor, poeta y músico español. Conversó sobre temas tan diversos como México, su niñez y Alfonso Cuarón; expresó su agradecimiento por lo que la vida le ha dado.





Y Bellas Artes se vistió de fiesta con Joan Manuel Serrat


Serrat se presentó en Bellas Artes con su gira 'Mediterráneo Da Capo' (Fabián Cruz/INBA).


A Joan Manuel Serrat se le quiere como a un viejo amigo, a quien, a pesar de no haber visto en años, se le recibe con los brazos abiertos, sin recriminaciones, con afecto sincero. 

Apenas salió al escenario para su primera actuación en el Palacio de Bellas Artes como inicio de su gira por México la noche del jueves, Serrat ya tenía al público en la bolsa o, con mayor precisión, en el corazón. Con esa sonrisa tibia que no han logrado marchitar los años, el cantante y compositor —lo de cantautor le viene chico— agradeció la larga ovación que lo recibió de pie. Con este acto de afecto recíproco, instaló el concierto en un mundo de canciones y poemas que lo han situado entre los grandes. 

De inmediato navegó por el Mediterráneo, la canción y el disco, punto nodal en su carrera. En esta gira, Mediterráneo Da Capo, celebra las glorias de un álbum excelso con canciones que se fueron desempolvando como un álbum de fotografías que nos sorprende con la vitalidad de sus imágenes. 

Y al hablar de mares se refirió a La Odisea y a los personajes míticos, pues aseguró, le gusta hablar de cultura. “No todo van a ser tetas y culos en el escenario”, advirtió. Después de todas las canciones de Mediterráneo, que incluyó canciones entrañables como “Aquellas pequeñas cosas”, “Tío Alberto”, “La mujer que yo quiero” y “Lucía”, entonó en francés la clásica pieza de Charles Trenet “La mer” y una canción que escribió a partir de un poema de Jaime Sabines. 

El cantante relató que han sido muchas sus canciones “llenas de amor y de luces”, dedicadas a mujeres, entre ellas su madre, su mujer, a la campesina, la princesa y la mujer pública, para cantar “La mujer que yo quiero”. 

Hay mujeres, retomó el tema, “que mueren de amores malos, mujeres maltratadas, despreciadas, asesinadas, ante la mirada hueca de una sociedad que permite estas cosas”. A esas mujeres dedicó “Menos tu vientre”, conmovedora musicalización del poema de Miguel Hernández. 

Luego entonó su canto de lucha, “Para la liberad”, también poema de Hernández y luego otras piezas que ya son sido éxitos eternos: “De vez en cuando la vida” y “Hoy puede ser un gran día”. Después de comentar, “Y ya que Ulises estuvo en la fiesta, ¿por qué no invitar a ‘Penélope?’", preguntó para llevarnos de nueva cuenta a esta fábula agridulce sobre el amor que no se marchita. 

Dejó “La fiesta” para el final, pero tuvo que volver dos veces más para entregarse a un público que fervoroso no lo dejó partir, rumbo al Mediterráneo, para terminar con “Tu nombre me sabe a hierba”. Y con ese sabor a hierba salimos con un atado de canciones bajo el brazo, esas que son capaces de hacer la vida más llevadera. Después de todo, como dijo el propio Serrat, nos han hecho “revivir pequeñas emociones”. 

Milenio

El Oso de Plata que denuncia la pederastia en la Iglesia católica francesa



"Grace à Dieu", "Gracias a Dios", de François Ozon, se llevó el Oso de Plata, el Gran Premio del Jurado de la Berlin ale que finalizó el pasado sábado. El director francés denuncia en su película el silencio de la Iglesia católica ante los escándalos de pederastia.
El cineasta quiso compartir el galardón "con las víctimas de un sacerdote pedófilo", dijo, "hombres libres que son mis héroes".


El sacerdote en cuestión es Bernard Preynat. El filme relata el nacimiento de la asociación La Parole liberée, "La palabra liberada", creada en la ciudad de Lyon en 2015 por antiguos boy scouts víctimas de sus abusos entre los años setenta y noventa. La asociación asegura que en total agredió sexualmente a 85 niños. La película sigue el caso de tres de ellos.



Un asunto de máxima actualidad en Francia. El pasado enero se celebró el juicio contra el cardenal Philippe Barbarin, arzobispo de Lyon, y otras cinco personas por encubrirlo. Preynat podría ser juzgado este año.

VIAJANDO SIN VIAJAR: AMSTERDAM PAÍSES BAJOS: SIEMPRE HAY UN CHILENO


Loreto: "En este país si tu respetas a ti respetarán"

Además la chilena que vive en Amsterdam nos sorprendió al mostrarnos su hogar que tiene muchos elementos chilenos ¡Un precioso paseo en bote fue su gran sorpresa! 

Nicole nos llevó a la terraza con la mejor vista de Ámsterdam

Si hablamos de buenos datos esta chilena nos sorprendió al llevarnos a uno de los bares más populares de esta ciudad. ¡Además disfrutamos de una de las mejores cervezas del lugar! 

Rodrigo nos llevó a una exclusiva playa secreta en Ámsterdam

Además nos mostró el colegio de su hija y cómo la bicicleta le ha cambiado la vida ¡Increíble paseo junto a este chileno por los lugares más ocultos de este hermosa ciudad! 



CARNAVAL DE VENECIA

Onírico carnaval de Venecia


Venecia, ciudad de ensueño en Carnaval... Una luna cabalga onírica sobre los canales y una carabela se adentra en el negro cielo oceánico...
Es el tradicional desfile acuático de Carnaval, la ciudad que se hunde, saca a flote los deseos con imaginación.
Venecia abre la fiesta, antes de despedirse de la carne, con magia, disfraces y acrobacias a orillas del canal.
Tras la carnavalada de la noche del sábado, los miles de visitantes seguirán con frenesí otras procesiones de góndolas con máscara o antifaz, ya que aquí todo el mundo se disfraza.

Carnaval de Venecia 2019

¿Sobrevivirá el whisky escocés al Brexit?


Estamos en la isla de Islay, más conocida como la "isla del whisky", en Escocia. Nuestro objetivo es ver cómo va a afectar el Brexit a este floreciente negocio. La isla cuenta con nueve destilerías, lo que la convierte en una pieza importante de la industria global de bebidas. La más importante es Bruichladdich. Aquí trabajan 80 personas. El whisky que sale de esta destilería termina en bares y tiendas de toda Europa y más allá de sus fronteras.
"El whisky escocés es un gran negocio. En 2017, las exportaciones superaraon los 5.400 millones de euros. Lo que supone más de una quinta parte de todas las exportaciones británicas de comida y bebida juntas. Y la industria representa 40.000 empleos. Pero con el Brexit, existe la preocupación de que una salida sin acuerdo pueda ser un duro golpe, que afecte a la oferta, los precios y las protecciones legales", explica Damon Embling, periodista de Euronews.
Allan Logan está a cargo de la producción. Trabaja fabricando whisky, al igual que lo hicieron su padre, su abuelo y su bisabuelo.
"Estamos preocupados por cualquier cambio que pueda haber en la legislación, que potencialmente retrasará o costará más dinero a nuestro negocio. En este momento, lo más frustrante es que estemos tan cerca del plazo fijado y todavía no tengamos una decisión", cuenta Allan Logan, director de producción de la destilería Bruichladdich.
La destilería de Bruichladdich ha sobrevivido a disputas familiares, recesiones y guerras mundiales. Pero, ¿será capaz de sobrevivir al Brexit?
"Se nos percibe como una marca de lujo y creo que eso nos ha dado la confianza sobre que nuestros productos sobrevivirán a nivel global. La industria del whisky escocés tiene una fuerza que le permitirá superar esto con el tiempo. Simplemente, llevará algún tiempo", dice Logan_._
Las destilerías ya han tenido que diversificarse, ofreciendo catas y recorridos.
Mientras la industria del whisky, en general, arremete contra el Brexit, algunos esperan que pueda traer nuevas oportunidades de negocio.
"No sabemos lo que se nos avecina. Pero confiamos en que las reservas que estamos creando estarán disponibles para la próxima generación. Espero que mi hijo entre en la industria del whisky y que él adopte el whisky que estamos haciendo hoy", señala Logan.
Al whisky se le llama el "agua de vida". Es el alma de la economía de Islay. Una industria con siglos de antigüedad que está decidida a superar el Brexit, independientemente de la resaca que pueda dejar.

TENIS: Top 10 Best Shots: Rotterdam 2019

Iniciando el contacto con música: Eduardo Yañez. Andaluces de Jaén


El 15 de septiembre de este año, en el Centro Cultural de España, se realizó la primera Jornada de Cabildo Iberoamericano que tiene como motivación la poesía musicalizada a partir de España y su resonancia en Chile. Son tres jornada que ha organizado el cantautor Eduardo Yañez Betancourt. La primera estuvo dedicada a Paco Ibañez y de esta primera jornada les comparto la interpretación de Eduardo Yañez del poema de Miguel Hernández, "Andaluces de Jaén" Andaluces de Jaén aceituneros altivos decidme en el alma quien quien levantó los olivos, andaluces de Jaén. Andaluces de Jaén. No los levantó la arada ni el dinero ni el señor, sino la tierra callada el trabajo y el sudor, unidos al agua pura y a los planetas unidos, los tres vieron la hermosura de los troncos retorcidos, andaluces de Jaén. Andaluces de Jaén aceituneros altivos decidme en el alma de quien de quien son esos olivos, andaluces de Jaén. Andaluces de Jaén. Cuantos siglos de aceitunas los pies y las manos presos, sol a sol y luna a luna pesan sobre vuestros huesos, Jaén levántate brava sobre tus piedras lunares, no vayas a ser esclava con todos tus olivares, andaluces de Jaén. Andaluces de Jaén aceituneros altivos decidme en el alma de quien de quien son esos olivos, andaluces de Jaén. Andaluces de Jaén.

Sunday, February 17, 2019

AI WEIWEI EN CHILE. DEJANDO CAER UNA URNA DE LA DINASTÍA HAN


Obra: dejando caer una urna de la dinastía Han (Dropping a Han dinasty Urn)
 2016 -  Piezas de lego  -  Tríptico 240 x 200 x 3 centímetros cada uno

En 1995, Ai Weiwei dejó caer deliberadamente una urna de la dinastía Han, capturando la acción en tres fotografías. Las imágenes muestran al artista destruyendo esta antigua vasija, un acto similar a los que había presenciado durante su infancia en los años de la Revolución Cultural (1966-1976) en China. Veitiun años después, el artista recrea esta tres imágenes a partir de piezas de Lego.












Un diálogo entre Ai Weiwei y Frank Gehry: arte, legos y resistencia cultural



Ai Weiwei y Frank Gehry durante una sesión de fotos en Los Ángeles, el 1 de noviembre de 2018CreditJoe Leavenworth

En 2011, las autoridades chinas detuvieron al artista Ai Weiwei en un aeropuerto de Pekín, incautaron su pasaporte, las computadoras portátiles y los discos duros que tenía en su estudio y lo encarcelaron durante 81 días sin cargos formales.

Lo acusaron de “crímenes económicos”, pero muchos pensaron que fue una represalia por sus críticas persistentes a las políticas opresoras del gobierno, ya fuera por investigar los nombres de los niños que murieron en el terremoto de 2008 en Sichuan o por su documental de 2009 sobre el juicio del activista de derechos humanos Tan Zuoren ante un tribunal irregular.

En 2015, el gobierno le devolvió su pasaporte y, desde entonces, el artista, de 61 años, ha viajado con una frecuencia inusual. Para Human Flow, su documental de 2017, visitó veintitrés países, entre ellos Afganistán y Grecia, con el fin de explorar la crisis internacional de refugiados.

Y el año pasado, desde Berlín, donde vive actualmente, voló varias veces a Los Ángeles para encargarse de los preparativos de tres exposiciones, entre ellas una que marcaba el debut de la galería Jeffrey Deitch, que se inauguró en septiembre en Los Ángeles. Ese espacio fue diseñado por Frank Gehry, quizá el único arquitecto cuya fama compite con la de Ai. Gehry, que desde hace mucho vive en Los Ángeles, ha dejado una gran marca en su ciudad de origen, que comienza con la remodelación de su propia casa en 1978, una estructura en la que usó malla metálica y acero galvanizado y corrugado.

Sin embargo, sus edificios irreverentes —los más icónicos están cubiertos de titanio, aluminio o acero inoxidable— también han definido a otras ciudades, como el Museo Guggenheim Bilbao, con muros inclinados que nos recuerdan a los veleros. Para la galería Deitch, Gehry, de 89 años, transformó un antiguo almacén de iluminación cinematográfica de 1393 metros cuadrados ubicado en Hollywood en un brillante espacio de exposición.

Ai llenó la galería con una serie de obras con temática del zodiaco chino hechas con legos y una instalación imponente que se mostró por primera vez en 2014: una estructura hecha con casi seis mil bancos de madera antiguos, sacados de tiendas de muebles en China, que juntos —maltratados y despostillados pero sólidos— terminaron siendo una suerte de retrato grupal de las generaciones de familias chinas que los usaron.

Además de hacer arte a una escala arquitectónica, Ai también ha diseñado edificios. Colaboró con la firma arquitectónica Herzog & de Meuron en su diseño del estadio olímpico de Pekín en 2008, que se conoce como el Nido del Pájaro por su innovadora forma de tazón, y hace poco diseñó una galería de arte en Beverly Hills para la United Talent Agency. De igual manera, Gehry es un arquitecto que ha realizado esculturas tradicionales y funcionales, entre ellas, sus memorables lámparas de peces hechas con fórmica y metal.

Ambos se reunieron en la galería Deitch en noviembre pasado para conversar sobre arte, arquitectura y su historia compartida como renegados culturales.

Ai Weiwei: Fue asombroso visitar tu estudio el mes pasado. Es como caminar por una ciudad, con todas esas maquetas desde tus primeros edificios hasta tus proyectos más recientes. Te veo como un niñito que corre por la ciudad. No eres un arquitecto típico. En realidad no estás en el círculo, pero siempre tratas de irrumpir en él.

Frank Gehry: Me caen bien algunas personas del círculo, pero no las veo frecuentemente. Siempre creí que tú pertenecías a Herzog & de Meuron.

AW: Jamás le pertenecí a nadie, pero sí colaboramos en un proyecto interesante: nuestro estadio olímpico en Pekín en 2008.

FG: Fue un gran proyecto, y creo que es la conexión en común que tuvimos antes de este momento. Estábamos desarrollando tecnología con un líder en la industria aeroespacial francesa, Dassault Systèmes, y sentimos que desde ese momento pudimos hacer las cosas con más libertad, como las curvas del Bilbao, sin aumento en el costo. Así que cuando se estaba construyendo tu Nido del Pájaro, algunos de los ingenieros que trabajaban para ti nos contactaron y nosotros los ayudamos con las extrañas conexiones del diseño.

AW: Cuando veo tus primeras obras, los modelos que lucen como si hubieras arrugado un pedazo de papel que ibas a desechar, creo que son innovadoras, bastante revolucionarias si consideramos que la arquitectura tradicional no enseña ese tipo de cosas. De verdad liberaste la forma.

FG: ¿Sabes? Crecí en el mundo del arte y esa era la manera en que quería trabajar, algo más práctico, más o menos como tú trabajas. Eliges materiales, los pones en algún lugar, creas cosas. Siempre sentí que era más directo, más humano, más relacionado con el cuerpo. A fines de los años sesenta y principios de los setenta, vi a todos los artistas de Los Ángeles que estaban realizando obras como Larry Bell y Billy Al Bengston, o Charles Arnoldi y Ed Ruscha.

Todos trabajaban de una manera muy libre y yo imité eso; me encantó. Se tenía una idea de libertad y no tenías que disculparte por hacerlo, pero para los clientes de un arquitecto era difícil aceptarlo. Ahora los desarrolladores cobran un extra por nuestro trabajo. Pero las galerías son otra historia económicamente.

AW: Puedo pasar por una galería, pero no es necesario. Una galería es solo una estructura que usas porque no quieres encargarte de un sinfín de acuerdos ni reunirte con los coleccionistas. No es necesario. No es como un edificio, pues un desarrollador debe pagarlo. Las obras de arte no tienen que ser vendidas. Un poeta no está obligado a vender su poesía, y nadie tiene que comprarla.

FG: Creo que es importante encontrar ese punto medio en la arquitectura también para que las cosas sucedan de la misma manera.

AW: Sin embargo, la arquitectura es muy limitada porque hay muchas restricciones prácticas y financieras. Tienes que pensar en el desarrollador.

FG: Están todos esos factores, pero yo digo: “¿Y luego?”. Tienes que verlo así: resuelves los problemas económicos. Garantizas la seguridad del edificio. Obtienes la aprobación del departamento de construcción. Solucionas todas esas cosas. ¿Y qué pasa después? Esa es la parte que me interesa.

¿Qué más puede darte el edificio? Cuando piensas así, la gente que te contrató termina beneficiada. Como en Bilbao: el edificio costó cien millones de dólares, pero ha recaudado mucho más desde que se inauguró. No había manera de predecir eso. Y, cuando veo el edificio, pienso en todos los defectos que tiene. No entiendo por qué les gusta tanto.

AW: Nunca he estado en el museo, pero he escuchado que la gente dice que los espacios internos están muy bien diseñados. Así que tienes suerte. Cometiste buenos errores.

FG: El Guggenheim Bilbao se construyó [en 1997] con una provocación interesante por parte de Tom Krens [el director del Guggenheim en ese entonces]. Tom dijo: “Para los artistas muertos que no pueden defenderse, quiero que hagas galerías rectilíneas; para los artistas vivos, quiero que diseñes galerías con formas provocadoras”. Sol LeWitt, Anselm Kiefer, Jenny Holzer… todos esos grandes artistas vinieron y tomaron las galerías que no eran rectilíneas. Los artistas me dijeron que se sintieron seguros porque no eran perfectas, así que era como una invitación a jugar.

AW: Lo que más odio son las estructuras tipo cajas blancas en los museos, porque no tienen significado alguno. Creo que la arquitectura y el arte deben coexistir. Puedes usar un sótano —o un centro comercial o una prisión— porque eso desafía y crea contradicciones con el arte.

Como cuando tuve una exposición en 2016 en el Palazzo Strozzi en Florencia, Italia, que generalmente muestra obras más antiguas. Habían cubierto sus ventanas durante años. Así que les pedí que abrieran las ventanas para que entrara la luz y que se expusieran los elementos arquitectónicos originales, como la chimenea. “¿Qué tiene de malo la chimenea?”, les pregunté. “Me gustaría poder jugar con esos recuerdos”. Y, en la exposición de 2014 que organizamos en Alcatraz, no podíamos tocar los muros de la prisión ni colgar nada en ellos. Fue muy estricto, pero creo que la libertad se origina en esas restricciones.

FG: ¿Por qué elegiste trabajar con legos?

AW: Cuando estaba trabajando en el proyecto de Alcatraz, Amnistía Internacional nos dio muchas fotografías de prisioneros políticos, y las imágenes no eran claras o estaban muy oscuras. Algunos prisioneros políticos quizá solo tenían una fotografía de su vida antes de desaparecer, como un lama tibetano que ha estado desaparecido por más de veinte años.

¿Cómo voy a usar las fotografías para crear una exposición si no tienen calidad? Pensé que los legos serían una buena idea para equilibrarlo todo porque son pixeles, y así puedes hacer que todo sea nítido y, aunque las imágenes no tengan claridad, el resultado será una imagen sólida. Así que realizamos 176 retratos de prisioneros políticos, desde Chelsea Manning hasta personas en Irán, Rusia y China, y todos lucían frescos y nítidos.

FG: Me reuní con el propietario de Lego hace años; quería hablar de la posibilidad de crear un nuevo tipo de lego.

AW: Eso suena interesante. Cuando caminas por las calles de la mayoría de las ciudades, puedes ver que todos los edificios son iguales. Todos los autos tienen el mismo diseño. ¿Por qué tiene que ser así? Es un gran desperdicio. Una sociedad basada en artistas puede ser problemática, pero una sociedad sin artistas podría ser verdaderamente aterradora.

FG: Cuando comencé en la arquitectura, estaba consciente de que entré a un mundo donde las ciudades se estaban construyendo de manera veloz y horrenda, y en el que había mucha negación. Las personas lo odiaban, pero no parecía importarles lo que estaba pasando. Sentí curiosidad acerca de cómo conectarse a esa negación, así que elegí el peor material que todos odian, la malla metálica, y dije: “¿Qué pasaría si intento tomar la malla metálica y hacerla parte del arte, parte de la belleza? ¿Y si se volviera algo más positivo?”.

AW: Cuando la Academia de Bellas Artes de China ofreció su primer curso de arquitectura, me invitaron para ser su primer profesor de esta clase. En vez de pedirles que construyeran con ladrillos, les pedí a los estudiantes que observaran las cosas que desechamos. Les dije: “Comencemos con las botellas de plástico o de Coca-Cola. ¿Cómo puedes usar la lógica de un material para darle estructura a algo?”.

FG: Ahora la gente se está dando cuenta de que todo ese plástico es peligroso para nuestra salud.

AW: Así que la verdadera práctica del arte o la arquitectura es muy política, en ese sentido, porque se opone a la mentalidad común y mediocre. Intenta ir en distintas direcciones.

FG: Sé que eres una gran fuerza del bien en el mundo, que has sufrido mucho a causa de los regímenes y has luchado con tenacidad a través de muchos años de dificultades. Alrededor del 60 por ciento de mi trabajo ahora es filantrópico, pues intento unir a la gente a través de las artes. Pero no es algo tan agresivo como lo que has estado haciendo tú, con los arrestos y todo eso. Yo solo he pasado una noche en la cárcel, por posesión de marihuana.

AW: ¿Cuánta llevabas contigo?

FG: Demasiada. En ese entonces era un delito.

AW: ¿Ibas a venderla o a fumarla?

FG: Ninguna de las dos. Iba a salir con una chica de una banda de rock y me dijo que quería un poco de marihuana. Así que un amigo trajo una bolsa que decía “Para Frankie”. La puse en el bolsillo de mi chaqueta, fui a la cita, le ofrecí la hierba y ella me dijo que no la quería. Conduje por la autopista para ir a casa y tenía sueño, así que me estaba quedando dormido. El auto serpenteaba mientras conducía y la policía me detuvo.

AW: Suena a una trampa.

FG: No, no lo era. Fue una locura. Así que comenzaron a buscar en el auto y no encontraron nada, y después vieron mi chaqueta en el asiento trasero y encontraron la bolsa.

AW: Pero no era tu chaqueta, ¿o sí?

FG: Sí, estaba en mi chaqueta.

AW: Pero no era tu chaqueta, ¿entiendes?

FG: [Se ríe] En ese momento no se me ocurrió decir eso. Así que me dejaron en la cárcel toda la noche.

AW: ¿Alguna vez has diseñado una cárcel? Sería una gran experiencia diseñar una.

FG: Visité una cárcel de mujeres en Los Ángeles donde hay doce mujeres en una celda, con seis camas en un costado. Un baño para doce mujeres y la cama de arriba tiene luz fluorescente en el techo. No sé cómo duerme esa mujer; la luz está encendida las veinticuatro horas del día. Creo que en nuestras cárceles, si no eres un criminal cuando entras, lo eres cuando sales.

AW: Creo que la mayoría de las cárceles son así. Te enseñan a ser cruel.

Jori Finkel
New York Times


Saturday, February 16, 2019

Exposición aborda la persecución y la expulsión desde la caricatura


La caricatura y el cartón político permiten abordar diferentes temas y ahora es el turno de las migraciones, su impacto y sus consecuencias. A través de imágenes, el Museo Nacional de las Culturas del Mundo, busca sensibilizar al público con la muestra “Trauma Transit, el trauma de la persecución y la expulsión”.

MEDIO AMBIENTE: Con originales muñecos una bióloga incita a conservar la rica fauna boliviana


La Paz, 16 feb (EFE).- Osos andinos, murciélagos, ranas gigantes del lago Titicaca, delfines rosados y capibaras, entre otros animales de la rica biodiversidad boliviana, cobran vida en el taller de Ninostka Burgoa, una bióloga que quiere infundir su pasión por la conservación ambiental a través del arte.

Wawrinka Edges Nishikori; Monfils into Final | Rotterdam 2019 Semi-Final Highlights

Costos de los libros en Chile son los más elevados de América Latina




Según una encuesta realizada por la empresa Adimark, Chile se sitúa por debajo del promedio mundial en lectura diaria de libros. Esto está vinculado a que Chile es el país de la región con el costo más elevado de libros ya que a este producto cultural se le aplica un impuesto del 19% sobre su valor. teleSUR

SOBRE LA ENCUESTA ADIMARK

CHILE, BAJO EL PROMEDIO MUNDIAL EN LECTORÍA DE LIBROS

El 59% de la población online a nivel global lee libros al menos una vez a la semana. En Chile, la cifra baja a 40%.

El 22% de los chilenos declara leer libros todos o la mayoría de los días, mientras que un 4% dice no hacerlo nunca o con poca frecuencia. Estos son algunos de los hallazgos del Estudio Global GfK: Frecuencia en la lectura de libros, realizado por la empresa de investigación de mercados, que ha analizado la regularidad con la que se realiza esta actividad en 17 países de todo el mundo.

China (36%), Reino Unido (32%) y España (32%), son los países que lideran en lectoría diaria. Los porcentajes más altos de no lectores se encuentran en Países Bajos y Corea del Sur (ambos con 16%).

Para llevar a cabo este estudio, GfK realizó encuestas online a más de 22.000 personas, mayores de 15 años, en  Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Canadá, Chile, China, Francia, Alemania, Italia, Japón, México, Países Bajos, Rusia, Corea del Sur, España, Reino Unido y Estados Unidos.

De acuerdo al informe, Chile se sitúa bastante por debajo del promedio mundial: A nivel global, 59% dice leer al menos una vez a la semana versus el 40% de la población chilena.

Si tomamos los datos por género, en Chile las mujeres leen un poco más que los hombres: 24% declara leer libros todos los días o casi todos versus el 20% de ellos. Esta brecha es similar a la que se da a nivel mundial (32% versus 27%).

Por grupos de edad, los mayores niveles de lectura diaria en Chile se dan en los dos extremos de la población: entre 15 y 29 años (28%) y mayores de 60 (27%).

En cuanto a los niveles de ingresos, los de mayor poder adquisitivo son quienes dicen leer con mayor frecuencia, tanto a nivel global como local: El 30% del C1 chileno declara leer de manera diaria o casi todos los días, frente al 19% de personas de menores ingresos. Así, en la medida en la que baja el nivel socioeconómico, también lo hace la frecuencia en la lectura de libros. 

Ver documento PDF


Recoletras, la librería que tensa el mercado editorial

Según el municipio de Recoleta, sus títulos costarán entre 40 y 70 por
ciento menos. Paralelamente, los libreros reclaman una “competencia desleal”.


Una de las características más apreciadas de ferias de libros como la de
Santiago, que se efectúa cada año en la Estación Mapocho, son los descuentos.
Habitualmente los stands mantienen un 20% en promedio más barato por
ejemplar, equivalente al costo extra que cobran las cadenas de librerías.


Ayer, en Santiago, se inauguró una en particular que desafía el mercado
editorial al mantener una singular oferta permanente.


“Recoletras busca reducir el precio final de los libros entre un 40% y un
70%, dependiendo de cada obra”, dice el alcalde de la Municipalidad de
Recoleta, Daniel Jadue, quien acompañado de la reciente Premio Nacional
de Literatura, Diamela Eltit, inauguró ayer la librería ubicada en el municipio
en Av. Recoleta 2774. Estará abierta, desde las 11 am, de lunes a sábado.




“Este es un proyecto abierto, pueden comprar personas de cualquier comuna.
Además, ya estamos conversando con los alcaldes de Macul, Cerro Navia y
Quilicura, ya sea por la vía de copiar el modelo o colocar otras sucursales”,
comenta Jadue, quien dice que esta semana 6.500 títulos estarán a la venta,
incluyendo los bestsellers Homo Deus, de Yuval N. Harari a Historia secreta
de Chile
, de Jorge Baradit.
“Esto funciona porque vendemos a precio de costo y nosotros asumimos
como municipalidad los costos operacionales. Le estoy haciendo un favor a
la industria del libro, porque abrimos la posibilidad a que se expanda”,
añade Jadue y descarta abrir otras sucursales en Recoleta.
La llamada librería popular compra directamente a las editoriales como la Furia
del Libro (60 sellos independientes), Ocho Libros, Catalonia, Ediciones UDP,
Zig-Zag, Fondo de Cultura Económica y LOM. De los dos grandes grupos de
Hispanoamérica, hasta hoy solo participa Penguin Random House. Esta
semana debería sumarse Planeta. “Ya hay una relación comercial y esta
semana firmamos el contrato”, señalan desde Planeta.
Según el último informe sobre Circulación y difusión del libro en Chile (2017),
en Santiago hay 184 librerías.
Paula Barría, socia de librería Metales Pesados, cree que la propuesta de Jadue
es “una competencia desleal y me parece una medida populista”. Y agrega:
“los costos de arriendo de local, sueldo de personal, los asume el presupuesto
municipal. El problema mayor es que se naturalice una visión de que las librerías
falsean el precio del libro. ¿Por qué no mejor refuerza las bibliotecas?”.
Por otra parte, Juan Carlos Fau, quien hace 15 años creó la marca de librerías
Qué Leo, dice que “en San Diego también hay libros al costo, en Buscalibre
(librería en internet) igual hay precios bajos. Una librería no puede aspirar solo
a que le importe el precio, porque el precio solo es un factor. Lo relevante es
el catálogo, la gente busca lo atractivo más allá del precio”.

Variaciones de precio

Historia secreta de Chile
Jorge Baradit
$ 11.000 (librerías) | $ 6.000 (Recoletras)
Homo Deus
Yuval Noah Harari
$ 15.000 (librerías) | $ 9.000 (Recoletras)
La razón de estar contigo 3
W. Bruce Cameron
$12.000 (librerías) | $ 8.400 (Recoletras)
El psicoanalista
John Katzenbach
$ 13.000 (librerías) | $ 7.800 (Recoletras)
Un veterano de tres guerras
Guillermo Parvex
$ 17.000 (librerías) | $ 10.200 (Recoletras)
Culto, La Tercera