Thursday, July 20, 2017

Un perro rescata a un ciervo y se convierte en una estrella viral



Storm, un golden retriever de seis años, rescató al ciervo en Port Jefferson

Johnny Milano para The New York Times
Sin duda es un héroe.

“¡Muy bien, Storm!”, se alcanza a oír en el video de un golden retriever nadando hacia un bulto café en el agua de Port Jefferson, por Long Island. El perro se pone el bulto en la boca y nada con él de regreso a la playa en la grabación, vista por más de 5 millones de personas en Facebook.

El bulto resultó ser un ciervo bebé que queda inmóvil; vivo, pero apenas. En el video, Storm lo intenta mover con el hocico y pone sus patas contra las pezuñas del otro animal, que no parece reaccionar.

Storm ahora se ha vuelto una estrella de las redes sociales, aunque no se atrevan a pensar que el retriever del humano Mark Freeley, abogado de Nueva York, solamente estaba siguiendo sus instintos para recoger o cazar.

Freeley, quien da refugio temporal a perros rescatados y es voluntario en un albergue de animales, dijo que Storm “agarró al ciervo por el cuello, como un socorrista pondría su brazo sobre el cuello de alguien”.“Si conoces a Storm, sabes que eso no es lo que él quiere”, dijo Freeley durante un paseo con el retriever y Sarah, una border collie. “Es el perro más gentil que conocerás”.

Freeley después llamó a un grupo rescatista de animales, Strong Island Animal Rescue League, cuyo director Frank Floridia pasó a recoger al ciervo. Este, asustado por los dos hombres y los dos perros, intentó saltar de nuevo al agua. Storm intentó regresarlo a la costa de nuevo, sin éxito, y Floridia se metió al agua para hacerlo él.

El ciervo bebé, de 3 meses de edad, tenía heridas en su cabeza y un ojo entrecerrado, dijo Floridia. También sufre de un enfisema subcutáneo, unas pequeñas burbujas de aire atrapadas debajo de la piel. Floridia y su compañera en la fundación de rescate, Erica Kutzig, lo llevaron a un hospital veterinario donde está recibiendo antibióticos y le están dando leche de cabra.



El ciervo rescatado está recibiendo tratamiento en el albergue Save the Animals Rescue en Long Island.


Muchos ciervos que llegan al centro de rescate lo hacen por heridas de perros, que en ese caso, no son los héroes. “Creo que el perro hizo algo muy bueno, pero soy realista sobre lo que normalmente hacen: tienden a masticar a estos ciervos”, dijo Kutzig, de Save the Animals Rescue Foundation.

Cuando se recupere, el ciervo será regresado a su hábitat. La teoría que manejan los rescatistas es que el animal cayó al agua tras caerse de algún acantilado.

“Es maravilloso que el perro haya rescatado al ciervo. Pero creo que, si el perro hubiera estado a sus anchas, el ciervo no habría sobrevivido”, dijo Kutzig. Aunque los detalles no importan “dado que es un final feliz”.

New York Times

Una IMAGEN, varios PENSAMIENTOS de PAUL VALÉRY y la INVITACIÓN A REFLEXIONAR sobre ellas


Los libros tienen los mismos enemigos que el hombre: el fuego, la humedad, los animales, el tiempo y su propio contenido

La esperanza nos sostiene, pero como sobre una cuerda tirante

La política es el arte de impedir que la gente se entrometa en lo que le atañe.

Lo que ha sido creído por todos siempre y en todas partes, tiene todas las posibilidades de ser falso.

El problema de nuestros tiempos es que el futuro ya no es lo que era.

NOTA: La imagen fue tomada en el Central Park de Nueva York




(Paul Ambroise Valéry; Sète, 30 de octubre de 1871 - París, 20 de julio de 1945) Escritor francés. Su obra poética, que prolonga la tradición de Mallarmé, está considerada como una de las más importantes de la poesía francesa del siglo XX. Su obra ensayística es la de un hombre escéptico y tolerante, que despreciaba las ideas irracionales y la inspiración poética, y creía en la superioridad moral y práctica del trabajo, la conciencia y la razón.

Estudió derecho en Montpellier, donde también publicó sus primeras poesías: «Sueño», en la Revue maritime (1889); «Elevación de la luna», en Le Courier libre(1889); «La marcha imperial», en La Revue indépendante, y «Narciso habla», en La Conque (1891). Su amistad con Pierre Louïs le abrió las puertas del París literario, donde conoció a André Gide y a Stéphane Mallarmé (1891), a quien le uniría una gran amistad. Su amor no correspondido por una tal Madame Rovira precipitó una crisis que le llevó, en 1892, a renunciar a la poesía y a consagrarse al culto exclusivo de la razón y la inteligencia.
En 1894 se instaló en París, y al año siguiente publicó los ensayos filosóficos Introducción al método de Leonardo da Vinci y La velada con el señor Edmond Teste; este último, aparecido en la revista Le Centaure, fue el primero de una serie de diez fragmentos donde expone el poder de la mente por entero volcada en la observación y deducción de los fenómenos.
Tras trabajar como funcionario del Ministerio de Guerra (1895), fue secretario particular de Édouard Lebey (1900-1920), uno de los directores de la agencia Havas. Obtuvo gran notoriedad con la publicación del largo poema La joven Parca(1917), y de dos volúmenes de versos, Álbum de versos antiguos (1920) y Cármenes (1922), que incluye su poema El cementerio marino, considerado el prototipo de la «poesía pura» de Valéry. En 1925 ingresó en la Academia Francesa.
Sus obras siguientes fueron diálogos en prosa: Eupalinos o el Arquitecto (1923) y El alma y la danza (1923). Posteriormente publicó una recopilación de ensayos y conferencias (Variedad, 5 vols., 1924-1944), y una serie de obras, como Rhumbs(1926), Analecta (1927), Literatura (1929), Miradas al mundo actual (1931), Malos pensamientos y otros (1941) y Tal cual (1941-1943), consideradas el diario intelectual de Valéry. Fue profesor de poética del Colegio de Francia (1937-1943).
Escribió también para el teatro los ballets Amphion (1931) y Semíramis (1934), a los que Arthur Honegger puso música, y compuso el libreto de La cantata de Narciso (1942), con música de Germaine Tailleferre. Póstumamente aparecieron el drama Mi Fausto (1946), y también Historias rotas (1950), Cartas a algunos(1952), Correspondencia con André Gide (1955), Descartes (1961) y, a partir de 1956, los numerosos volúmenes de sus Cuadernos.
Biografías y Vidas

Iniciando el contacto con Luis Pastor y¿Qué fue de los cantautores?


Luis Pastor - ¿Qué fue de los cantautores?


Éramos tan libertarios,
casi revolucionarios,
ingenuos como valientes,
barbilampiños sonrientes
—lo mejor de cada casa—
oveja negra que pasa
de seguir la tradición
balando a contracorriente
de la isla al continente
era la nueva canción.

Éramos buena gente,
paletos e inteligentes,
barbudos estrafalarios,
obreros, chicos de barrio,
vanguardia del proletario,
progres universitarios,
soñando en una canción
y viviendo la utopía
convencidos de que un día
vendría la Revolución.

Aprendiendo a compartir
la vida en una sonrisa,
el cielo en una caricia,
el beso en un calentón.

Abriendo la noche de día
fuimos sembrando canciones
y en esta tierra baldía
floreció la poesía
y llenamos los estadios
y en muchas fiestas de barrio
sonó nuestra melodía.

Tardes y noches de gloria
que cambiaron nuestra historia.
Y este país de catetos,
fascistas de pelo en pecho,
curas y monjas serviles,
grises y guardias civiles,
funcionarios con bigote
y chusqueros con galón,
al servicio de una casta
que controlaban tu pasta
tu mente y tu corazón.

Patriotas de bandera,
españoles de primera,
de la España verdadera
aquella tan noble y fiera
que a otra media asesinó
brazo en alto y cara al sol
leales al Movimiento
a la altura y al talento
del pequeño dictador
que fue Caudillo de España
por obra y gracia de Dios.

Toreando en plaza ajena
todo cambió de repente
los políticos al frente
de comparsa y trovador.
Se cambiaron las verdades:
"tanto vendes tanto vales".
Y llegó la transición:
la democracia es la pera.
Cantautor a tus trincheras
con coronas de laureles
y distintivos de amor
pero no des más la lata
que tu verso no arrebata
y tu tiempo ya pasó.

¿Qué fue de los cantautores?
preguntan con aire extraño
cada cuatro o cinco años
despistados periodistas
que nos perdieron la pista
y enterraron nuestra voz.
Y así vamos para treinta
con la pregunta de marras
tocándonos los cojones.
Me tomen nota señores
que no lo repito más:
algunos son directores,
diputados, presidentes,
concejales, profesores,
mánagers y productores
o ejerciendo asesoría
en la Sociedad de Autores.
Otros están y no cantan,
otros cantan y no están.
Los hay que se retiraron,
algunos que ya murieron
y otros que están por nacer.
Jóvenes que son ahora
también universitarios,
obreros, chicos de barrio
que recorren la ciudad.
Un CD debajo el brazo,
la guitarra en bandolera,
diez euros en la cartera,
cantando de bar en bar.
O esos raperos poetas
que es su panfletos denuncian
otra realidad social.
¿Y mujeres? ni se sabe.
Y sobre todo si hablamos
de las primeras gloriosas
que tuvieron los ovarios
y el coraje necesarios
de subirse a un escenario
de aquella España casposa.

¿Qué fue de los cantautores?
aquí me tienen señores
como en mis tiempos mejores
dando al canto que es lo mío.
Y aunque en invierno haga frío
me queda la primavera,
un abril para la espera
y un grándola en el corazón.

¿Qué fue de los cantautores?
aquí me tienen señores
aún vivito y coleando
y en estos versos cantando
nuestras verdades de ayer
que salpican el presente
y la mierda pestilente
que trepa por nuestros pies.

¿Qué fue de los cantautores?
De los muchos que empezamos,
de los pocos que quedamos,
de los que no se vendieron,
de los que no claudicaron,
de los que aún resistimos:
aquí estamos.
Cada uno en sus trincheras
haciendo de la poesía
nuestro pan de cada día.
Siete vidas tiene el gato
aunque no cace ratones.
Hay cantautor para rato.
Cantautor a tus canciones.
Zapatero a tus zapatos.

Wednesday, July 19, 2017

Cómo da la mano Trump y qué significa



Esta es una guía de la peculiar forma en que el presidente estadounidense saluda a las personas.CreditEn el sentido de las manecillas del reloj, desde la esquina superior izquierda: Stephen Crowley/The New York Times; imagen de archivo de Matthias Schrader; Doug Mills/The New York Times; Stephen Crowley/The New York Times


WASHINGTON — Entre los espectadores a través de las redes sociales, anticipar qué tipo de apretón de manos empleará el presidente Donald Trump en sus interacciones públicas se ha convertido casi en un espectáculo.

¿Acaso Trump se aferrará a un apretón amistoso con otro líder del mundo, como lo hizo con Emmanuel Macron, el presidente de Francia?

¿Utilizará la vieja maniobra del jalón y la palmada para desequilibrar a la víctima de su saludo, como lo hizo con Neil M. Gorsuch, quien entonces era un nominado a la Corte Suprema de Estados Unidos?

¿No captará (o ignorará) la señal para dar la mano, como lo hizo con la canciller alemana Angela Merkel?

La mayoría de los observadores están listos para proyectar sus propias emociones acerca de la presidencia de Trump en cada episodio de protocolo social fallido, pero Jacqueline Whitmore, autora e instructora de etiqueta, y Chris Ulrich, quien enseña lenguaje corporal y habilidades de presentación en el Body Language Institute, analizan estas interacciones de manera profesional.

“La conclusión”, dijo Ulrich, “es que, en cada ocasión, Trump logró permanecer en la mente de los líderes del mundo”. Les pedimos a estos expertos que examinaran
algunas de las interacciones más memorables de Trump.

14 de julio: tres son multitud en París

Whitmore: “El presidente Macron está demostrando su dominio al poner una mano encima de la de Trump mientras le coloca la otra mano sobre la espalda. Pero el presidente Trump de inmediato contrarresta ese apretón de manos dando palmadas (un gesto muy condescendiente) a la mano de Macron y jalándolo hacia él. Por último, Trump pone una mano sobre el hombro de la esposa de Macron. Ese gesto se considera una invasión de la intimidad, sobre todo tan cerca del rostro, cuando lo hace gente que se acaba de conocer. Parece que ambos hombres luchan por establecer su control y dominio”.

Ulrich: “Macron no lo suelta e incluso le da palmadas a Trump —tocar al otro es un juego de poder— y Trump le regresa el gesto. Debido al acercamiento de Trump, que es dominante, los demás se preparan para no ser sometidos. Mientras caminaba y le apretaba la mano a Macron, Trump literalmente lo desequilibra. Cuando el estadounidense da la mano, abre la palma, un gesto llamado pose del mendigo. Después, jala a la persona —en este caso, Macron— hacia su espacio, y lo saca de balance. A continuación, Trump también incluye a Brigitte Macron en el apretón de manos, pero excluye a Melania, lo cual crea un momento incómodo. Termina luciendo como una intrusa”.

7 de julio: el esperado encuentro en la cumbre del G20

Whitmore: “El apretón de manos del presidente Trump es sólido y genuino pero añade un ‘gesto’ extra al darle palmadas por debajo al brazo derecho al presidente Putin. Cuanto más arriba se toca el brazo de otra persona con la mano izquierda, más cercano es el vínculo compartido entre ambos. El vínculo no se ha establecido, así que Trump la pone debajo del brazo de Putin.

Ulrich: “Parece que Trump se acerca para saludar a Putin, así que cede su poder en ese momento. Luego restablece el equilibrio al tomar el codo de Putin: esto es apoyo y también es un movimiento de poder. Pensemos en las entrevistas de trabajo donde el empleado camina hacia el jefe y aprieta su mano. Vimos cómo Hillary Clinton hizo esto en el primer debate con Trump: fue un gran momento para él, pues lució presidencial. Momentos más tarde, Trump restablece el poder con Putin al tocarlo y darle palmadas en la espalda de forma alentadora, como diciendo ‘buen trabajo’, como si Trump estuviera a cargo”.

17 de marzo: un comienzo fallido con Merkel




Ulrich: “Merkel encara a Trump y está lista para darle la mano y mostrar colaboración. Trump se muestra aislado en su postura. Parece, según lo que se percibe, que no está al tanto de lo que ocurre; no se ve interesado. Por lo tanto, no se da cuenta de la señal del apretón de manos. No podemos saber con certeza si la está ignorando o si lo hace a propósito. No está concentrado en lo que sucede en ese momento. Vimos esta postura en enero durante su primera reunión con el presidente Obama, lo cual sugiere incomodidad”.

Un segundo intento en la cumbre del G20 en julio

Whitmore: “La canciller Merkel extiende la mano primero y después, Trump se la estrecha. Esto claramente es un gesto de buena voluntad de parte de la alemana. Parece que lo intenta dos veces, sin entusiasmo, antes de extender la mano por completo una tercera ocasión. Deja que el encuentro sea breve y le hace saber a la prensa que ya acabaron con las fotos cuando dice en voz alta: “OK”. Cuando se van, Trump tiene cuidado de no tocarla a la hora de salir, lo que también es una señal de respeto. Es evidente que la canciller se centra en su papel diplomático y no juega a las relaciones públicas en situaciones como esta”.

13 de febrero: Todos estamos de acuerdo en que el encuentro con Trudeau salió bien

Whitmore: “El primer ministro de Canadá y el presidente Trump claramente se agradan y tienen una relación de negocios sólida. Esto se nota en su expresivo apretón de manos. Ambos utilizan el brazo izquierdo para cubrir al otro”.

Ulrich: “Este es un gran momento para el primer ministro. Se reúne con Trump encarándolo directamente. Dirige el torso hacia el presidente. En el Body Language Institute, a esto le llamamos la regla del ombligo. Se hace cuando te encuentras con personas que te agradan, a las que admiras o en las que confías. Esta es una gran manera de crear respeto rápidamente. Da la impresión de que está listo y está al nivel de Trump. Es un buen momento para ambos líderes, porque destaca la reunión y no el apretón de manos”.

10 de febrero: Una foto incómoda con Shinzo Abe, primer ministro de Japón

Ulrich: “Con Abe ocurrió lo contrario. Un apretón de manos extendido se convierte en el tema de conversación en lugar de la reunión. Se interpone en la demostración de colaboración de los líderes y se convierte en una reunión que gira en torno al incómodo y largo apretón de manos. Abe lanza una mirada de alivio cuando termina. Parece que lo hace como un juicio respecto a Trump, pero podría ser por el apretón de manos o por los reporteros; no lo sabemos. Ese es el problema cuando un apretón de manos sale mal. Trump también establece su dominio al darle palmadas a Abe en la mano. El aparente problema de comunicación con los reporteros provoca más confusión, lo cual crea un momento incómodo para ambos”.

Whitmore: “Este apretón de manos claramente fue demasiado largo e incómodo para el primer ministro. Los japoneses no se sienten cómodos con los gestos adicionales de afecto, como las palmadas en la mano. Trump lo hace dos veces, lo cual hace que el primer ministro se sienta aún más incómodo”.

31 de enero: El saludo del ‘jalón y la palmada’ en acción

Whitmore: “El presidente Trump le está dando a Neil Gorsuch un apretón de manos estilo ‘jalón y palmada’. Darle palmadas a alguien en la mano de esta manera tiene como objetivo ser un gesto afectuoso de aprobación, pero su verdadero propósito es recordarle a la otra persona quién está a cargo. Los psicólogos lo llaman ‘recordatorio de estatus’”.

Ulrich: “De nuevo, vemos que el presidente, literalmente, arrastra al nominado a la Corte Suprema. Abre la palma de la mano con la pose del mendigo, dirigiéndose hacia el candidato, y después lo jala. En verdad le toma un momento a Gorsuch recuperarse. Gorsuch no estaba listo para el apretón.

27 de enero: Un incómodo paseo para Theresa May, primera ministra del Reino Unido, en la Casa Blanca

Trump y Theresa May, primera ministra del Reino Unido, en la Casa Blanca en enero
Credit Stephen Crowley/The New York Times

Whitmore: “Si la primera ministra estuviera bajando las escaleras y el presidente estirara la mano para sostenerla y ayudarla, se trataría de un gesto caballeroso y bastante aceptable. Parecen estar bajando por una pendiente no muy inclinada y el hecho de que él sostenga la mano de ella al descender es algo que se haría con una persona mayor. Evidentemente, no es una mujer mayor y es capaz de caminar sin ayuda”.

Ulrich: “De nuevo, este es un momento incómodo. La palmada en la mano es su manera de establecer apoyo y dominio. Puede percibirse como un ofrecimiento de apoyo y, al mismo tiempo, una percepción de dominio. Cuando los apretones de mano incómodos ocurren con Abe, May y Macron, el gesto se interpone en el mensaje principal, y ahí reside el peligro. En vez de enfocarse en el mensaje, la percepción de un apretón de manos fallido les provoca problemas innecesarios a ambos líderes”.

New York Times

Simon & Garfunkel @ The 25th Anniversary Rock & Roll Hall 2009




Investigadora descarta peligros de alimentos provenientes de plantas transgénicas



La académica Claudia Stange descartó que alimentos procesados desde plantas transgénicas tengan efectos negativos sobre la salud.


Un aura de sospecha y dudas se levanta alrededor de los alimentos provenientes de plantas transgénicas. Con el fin de derribar mitos al respecto hablamos con la profesora de la Facultad de Ciencias, Claudia Stange. La investigadora aseguró que no existen estudios que demuestren que estos productos generen daños, explicó cuál es su utilidad, y llamó a legislar respecto a cultivo, comercialización y etiquetado de transgénicos en Chile, uno de los 26 países en el mundo donde se cultivan este tipo de plantas.

Los transgénicos son aquellos organismos genéticamente modificados en los que se ha introducido genes externos provenientes de otras plantas, de bacterias o de levaduras, con el objetivo de otorgarle una característica que no tiene a la planta que se está modificando, por ejemplo, mejorar su resistencia a los herbicidas, o a un patógeno en particular.
Así lo explicó la académica de la Facultad de Ciencias, y bioquímica,Claudia Stange, para quien gran parte de los temores respecto a este tipo de plantas provienen de malentendidos o falta de información fidedigna. "No hay alimentos frescos transgénicos en nuestro mercado, lo que hay son plantas con DNA transgénico de la que se generan productos como aceites o azúcares que no son transgénicos per se, y de ellos se preparan alimentos ", aseguró la académica, a la vez que destacó los beneficios producidos por esta estrategia biotecnológica.
"La generación de plantas transgénicas viene a apoyar estrategias tradicionales de cruzamientos dirigidos entre especies, que buscan generar nuevas variedades con distintas características particulares, por ejemplo,plantas resistentes a herbicidas o pesticidas, de manera que puedan resistir por si solas a insectos o patógenos que dañan las plantaciones, o que los agricultores puedan utilizar menos agroquímicos toxicos en los cultivos en los cultivos.", afirmó Stange.
La experta señaló que el procedimiento para producir plantas transgénicas se salta las etapas donde las estrategias tradicionales de cruzamiento no funcionan. "Cuando en una especie concreta no hay ninguna planta que sea resistente a un virus en particular. En ese caso se introduce un fragmento de DNA que opera como una vacuna".
Consultada respecto a los temores que se tienen sobre los efectos colaterales que puedan generar en la salud los productos derivados de plantas transgénicas, la académica descartó la existencia de informes concluyentes al respecto, y llamó la atención sobre las deficiencias de algunos documentos que han circulado al respecto. "Los trabajos que defienden esta posición se han hecho sin controles que permitan verificar sus conclusiones, y se han realizado en base a material de plantas que no son comerciales, sino que generadas en laboratorio para investigaciones concretas. Generar alarma en base a material de uso científico que no se relaciona con la comercialización no corresponde", afirmó.
En la misma línea, la académica de la Facultad de Ciencias hizo la distinción entre la generación de una planta transgénica para estudiar un gen en el marco de una investigación científica, y la producción de plantas con objeto de nutrir el mercado alimentario, ya que existen una serie de etapas intermedias que analizan la existencia o no de propiedades tóxicas o alergénicas, con normas de bioseguridad y análisis vivo sobre los elementos en cuestión.

Vacíos en la legislación

Otro punto sobre el que la profesora Stange hizo hincapié fue en la débil legislación que existe en nuestro país en materias como cultivo, comercialización y etiquetado de transgénicos . "Últimamente se está analizando nuevas técnicas de mejoramiento genético como el NBT (New Breeding Techniques), en las que se usa ingeniería genética que no deja genes exógenos en la planta, y se han realizado reuniones con representantes de toda Iberoamérica para tomar medidas consensuadas de cómo legislar al respecto", destacó.
Junto con ello, llamó a resolver una incongruencia en las leyes nacionales que permiten cultivar, cosechar y exportar plantas transgénicas, con alrededor de 25 0 30 mil hectáreas dedicadas a esto en el país, pero sin orientar parte de la producción al consumo interno, lo que deja vacíos que resulta urgente cerrar.


La bioquímica explicó además que las frutas y verduras frescas que se consumen en Chile no son transgénicos.





Stange llamó a llenar los vacíos legales respecto a cultivo, etiquetado y consumo de alimentos producidos desde plantas transgénicas en nuestro país.

Universidad de Chile

RECORDANDO A FONTANARROSA. A DIEZ AÑOS DE SU FALLECIMIENTO

El Negro Fontanarrosa, un ícono del humor, el fútbol y la literatura que sigue vigente

El Negro Fontanarrosa, un ícono del humor, el fútbol y la literatura que sigue vigente

Hoy se cumplen diez años de la muerte del dibujante y escritor. Fue dueño de una larga trayectoria en el dibujo y la literatura, dos de sus grandes pasiones.

Se cumplen diez años de la muerte del escritor y humorista rosarino Roberto Fontanarrosa, creador de personajes e historias que revelan como pocos la idiosincrasia argentina, y que se transformó en un icono del humor, el fútbol y la literatura, cuya vigencia se mantiene intacta en el recuerdo de sus lectores y a través de la reedición de sus obras.
El Negro, apodo que lo acompañó a lo largo de toda su vida, falleció el 19 de julio de 2007 a los 62 años, en el Sanatorio Centro de Rosario, tras sufrir una esclerosis lateral amiotrófica, enfermedad diagnosticada en 2003 que atentó contra su movilidad, pero nunca le quitó la lucidez.
Fanático de Central y definido como un hombre sencillo, Fontanarrosa nació en Rosario el domingo 26 de noviembre de 1944 y fue dueño de una larga trayectoria en el dibujo y la literatura, dos de sus grandes pasiones.
Recuerdan a Fontanarrosa a 10 años de su muerte.
El humorista vivió una infancia "normal, sin catástrofe", según contó públicamente en reiteradas ocasiones, y recién a los diez años encontró lo que sería su primer "verdadero amor": el fútbol, durante un partido entre Central y Tigre.
El creador de míticos personajes como "Inodoro Pereyra" o "Boggie", el aceitoso", encontró su vocación ya de adolescente, época en la que permanecía largo tiempo del día en su casa copiando caricaturas de "Rayo Rojo", "Puño Fuerte", "El Tony" y "Misteríx", entre otro personajes.
A los 13 años se inscribió en el curso de los "12 Famosos Artistas", evento que la Escuela Panamericana de Artes dictaba por correspondencia, y durante los primeros años de la secundaria -la que dejaría tiempo después- "salía del colegio corriendo para comprar en el kiosco la revista Hora Cero", según relató en una autobiografía oficial.
Cinco años después, el "Negro" viajó a Buenos Aires en un infructuoso intento de ingresar en la editorial Columba, y comenzó trabajar en una agencia de publicidad de esta ciudad, la que abandonó argumentando que "siempre" le pareció imposible que "una persona pueda comprar un vaso porque alguien se lo inculca en un aviso".
>Geniales y eternos. Fontanarrosa, Pereyra, Mendieta y Boogie.

Geniales y eternos. Fontanarrosa, Pereyra, Mendieta y Boogie.


Fontanarrosa, pese a su apego al humor desde joven, publicó, en la revista rosarina "Boom", su primer chiste recién en 1968, pieza que dio inicio a una trayectoria de casi cuatro décadas. En ese año, también, realizó varias ilustraciones sobre una familia italiana en le revista "Tinta".
El despegue del humorista se produjo en 1972, con la aparición de la revista "Hortensia", publicación que vio nacer a sus dos personajes más trascendentes: "Boggie, el aceitoso" e Inodoro Pereyra, el antihéroe típicamente argentino.
El auge de su personaje le permitió dar otro gran paso a nivel profesional: publicar su humor en el diario Clarín, matutino que en 1973 lo convocó a él y a otros distinguidos artistas nacionales para colaborar en la nueva contratapa.
En la década del 80, el dibujante, ya reconocido por sus obras en la revista dominical "Viva", comenzó a incursionar en la literatura con el título "Best Seller", su novela inicial, a la que se le agregaron luego más de una decena de libros.
Fontanarrosa

El "Negro", considerado un hombre "sencillo" y macanudo", era muy admirado por sus colegas argentinos y del continente, como de Colombia y México, quienes le rindieron homenaje en varias oportunidades al hacerse pública la noticia de su enfermedad. "Hace casi tres años y medio que estoy con este problema de salud que es atemorizante y preocupante, uno medio que aprende a convivir con ello pero implica siempre un temor lógico", dijo en una entrevista sobre su enfermedad.
Al momento de su muerte, Fontanarrosa estaba casado en segunda nupcias con Gabriela Mahy y tenía un hijo de su primer matrimonio, Franco, quien hoy se dedica de lleno a la música y es líder de la banda "La Mujer Barbuda".
El relanzamiento de sus cuentos e historietas vino acompañado de un sinfín de homenajes en los últimos años, sobre todo en Rosario, el lugar en el mundo que eligió para desarrollar su vida afectiva y profesional.
La Capital
Chistes

Fontanarrosa


Fontanarrosa


Fontanarrosa


"Ya no quedan más domadores. Ahora todos son licenciados en problemas de conducta de equinos marginales..."

En esta época de globalización, aggiornate o quedás afuera... De qué carajo?. Ni idea... Desde que a las insignias las llaman "pins", a los maricones "gays", a las comidas frías "lunchs" y a los repartos de cine "castings", Argentina no es la misma. Ahora es mucho más moderna; durante muchos años, los argentinos estuvimos hablando en prosa sin enterarnos. Y lo que todavía es peor, sin darnos cuenta siquiera de lo atrasados que estábamos. Los chicos leían revistas en vez de "cómics", los jóvenes hacían asaltos en vez de "partys", los estudiantes pegaban "posters" creyendo que eran carteles, los empresarios hacían negocios en vez de "business" y los obreros, tan ordinarios ellos, a mediodía sacaban la fiambrera en lugar del "tupper".

Yo, en la primaria, hice "aerobics" muchas veces, pero en mi ignorancia, creía que hacía gimnasia. Afortunadamente, todo esto hoy cambió; Argentina es un país moderno y a los argentinos se nos nota el cambio exclusivamente cuando hablamos, lo cual es muy importante...Cuando estudiábamos con todo para dar un parcial en la facultad decíamos "estoy hasta las bolas ó hasta las manos" cuando en realidad, no nos dábamos cuenta que estábamos a "full", que queda mucho más paquete y es un "wording" mucho más simple viste?

Cuando decidíamos parar un poco para comer ó tomar algo, decíamos "la cortamos y vamos al bar a comer unos carlitos ó panchos"; éramos tan ignorantes que no nos dábamos cuenta que en realidad estábamos haciendo un "break"; y ahora somos más piolas: vamos a McDonald's a comer unas "burguers"... No es lo mismo decir "bacon" que tocino, aunque tengan la misma grasa, no vestíbulo que "hall", ni jugar al polo con ventaja que con "handicap". Las cosas, en otro idioma, mejoran mucho y tienen mayor presencia.

Desde que Nueva York (sorry New York) es la capital del mundo, nadie es realmente moderno mientras no diga en Inglés un mínimo de cien palabras. Desde ese punto de vista, los argentinos estamos ya completamente modernizados. Ya no tenemos centros comerciales: ahora son todos "shoppings". Es más, creo que hoy en el mundo no hay nadie que nos iguale. Porque, mientras en otros países sólo toman del inglés las palabras que no tienen porque sus idiomas son pobres, ó porque tienen lenguajes de reciente creación, como el de la Economía o la Informática, nosotros, más generosos, hemos ido más allá: adoptamos incluso las que no nos hacían falta, lo que demuestra nuestra apertura y nuestra capacidad para superarnos. Tomando otros ejemplos, ya no decimos facturas, sino "cookies", que queda mucho más fino, ni tenemos sentimientos, sino "feelings" que son mucho más profundos.

Y de la misma manera sacamos "tickets", compramos "compacts", usamos "kleenex", comemos "sandwichs", vamos al "pub", hacemos "footing" (nada de andar caminando así nomás) y los domingos, cuando vamos al campo (que los más modernos llaman "country") en lugar de acampar como hasta ahora, hacemos "camping". Y todo ello, con la mayor naturalidad y sin darle apenas importancia. Los carteles que anuncian rebajas, dicen "Sale 20% OFF". Y cuando logramos meternos detrás de algún escenario hacemos "backstage". Obviamente, esos cambios de lenguaje han influido en nuestras costumbres, han cambiado nuestro aspecto, que ahora es mucho más moderno y elegante, es decir, más "fashion".

Los argentinos ya no usamos calzoncillos, sino "slips" o "boxers" y después de afeitarnos, usamos "after shave" que deja la cara mucho más suave que la loción berreta que usaba mi abuelo. Tampoco viajamos más en colectivo sino en "bus"; ya no corremos: hacemos "joggins"; ya no estudiamos, hacemos "masters"; no estacionamos, utilizamos el "parking". En la oficina, el jefe ya no es el jefe, es el "boss" y está siempre en "meetings" con los "public relations" o va a hacer "business" junto con su secretaria o mejor "assistant". En su maletín de mano, a diferencia de los de antes, que estaban repletos de papeles, lleva tan solo un teléfono, una "laptop" y un "fax-módem"; minga de agenda de papel: ahora es una "palmtop"... aunque seguramente la secretaria es de La Boca, hace "mailings" y "trainings" y cuando termina el trabajo va al gimnasio a hacer "fitness" y "aerobics". Allí se encuentra con todas sus amigas "assistant" del "jet set", que vienen de hacerse el "lifting" y con alguna "top model" fanática del "body-fitness" y del "yoghurt light". Y cuando van a un "cocktail" piden "roast-beef" que, aunque no lo creas, es más digestivo y engorda menos que la carne.

En TV nadie hace entrevistas ni presenta como antes. Ahora hacen "interviews" y presentan "magazines", en lugar de los programas de revistas que dan mucha más presencia, aunque parezcan siempre los mismos. Si el presentador dice mucho O.K. y se mueve todo el tiempo, al magazine se lo llama "show", que es distinto que un espectáculo. Y si éste es un un show porno, es decir tiene carne, se lo adjetiva "reality" para quitarle la cosa podrida que tiene en castellano. En las tandas, por supuesto, ya no nos ponen anuncios sino "spots" que, aparte de ser mejores, nos permiten cambiar de canal, o sea hacer "zapping". El mercadeo ahora es el "marketing"; las franquicias comerciales, "franchising"; el mercadismo, "merchandising", el autoservicio, el "self-service"; el escalafón, el "ranking"; la carne, "steak"; el representante, el "manager" y la entrega a domicilio, el "delivery".

Ya no hay cuentapropistas sino "entrepreneurs" y el viejo y querido marguen entre la compra y la venta se llama "mark up". Y desde hace algún tiempo, los importantes son "vips", los auriculares, "walk-man"; los puestos de venta, "stands"; los ejecutivos, "yuppies"; las niñeras, "baby-sitters" y los derechos de autor, "royalties". Y por supuesto ya no pedimos perdón, decimos "sorry" y cuando vamos al cine no comemos pochoclo, sino "pop-corn" que es más rico. Para ser ricos del todo y quitarnos el complejo de país tercermundista que tuvimos algún tiempo y que tanto nos avergonzó, sólo nos queda decir "siesta" con acento americano, que es la única palabra que el español ha exportado al mundo, lo que dice a favor nuestro...

Como dijo Inodoro Pereyra: "Ya no quedan más domadores. Ahora todos son licenciados en problemas de conducta de equinos marginales..."

La Gazeta

Una IMAGEN, varios PENSAMIENTOS de HERBERT MARCUSE y la invitación a REFLEXIONAR SOBRE ELLAS


Sólo gracias a aquellos sin esperanza nos es dada la esperanza.

¿Se puede realmente diferenciar entre los medios de comunicación de masas como instrumentos de información y diversión, y como medios de manipulación y adoctrinamiento?

La tecnología como tal no puede ser separada del empleo que se hace de ella; la sociedad tecnológica es un sistema de dominación que opera ya en el concepto y la construcción de técnicas.

Herbert Marcuse
(19/julio/1898 - 29/junio/1979)


NOTA: La foto fue tomada en el Central Park de Nueva York




(Berlín, 1898 - Starnberg, 1979) Filósofo y sociólogo alemán. El pensamiento de Marcuse, fundamentado en elementos procedentes del marxismo y el freudismo, constituye una crítica de la sociedad industrial, cuyo carácter represivo y alienante acaba por incorporar a la clase obrera conformándola y convirtiéndola a su vez en explotadora indirecta de las clases marginadas de los países pobres. Influyó en la formación de la llamada "nueva izquierda" estadounidense y lo consagró como el ideólogo de las revueltas estudiantiles de los años sesenta.

Después de estudiar en su ciudad natal y en Friburgo, se licenció en la Universidad de esta última ciudad en 1922, con una tesis sobre Heidegger. En 1928 se hizo cargo de la publicación de una bibliografía schilleriana. Durante la década de 1920 se interesó por la sociología, y recibió la influencia de Max Weber, aunque se orientó finalmente por un marxismo crítico, que translucía la gran influencia de la Historia y conciencia de clase de Lukács.
En este período también se interesó vivamente por Dilthey y por la fenomenología de Husserl. Participó en los trabajos para la edición crítica de los escritos de juventud de Marx, cuyo análisis le inspiró el planteamiento del ensayo Neue Quellen zur Grundlegung des historischen Materialismus, que data de 1932. Entre 1928 y 1932 colaboró en algunas revistas, entre ellas Philosophische HefteArchiv für Sozialwissenschaft y Die Gesellschaft, y fue durante algún tiempo director de la última de ellas.
Su marxismo crítico, de base antipositivista y ligado a la dialéctica hegeliana, sufrió una experiencia decisiva al entrar en contacto con el pensamiento de Max Horkheimer, influencia que se tradujo en una verdadera transformación de su pensamiento, que se libró gracias a ello de la huella hegeliana. Esta influencia se percibe todavía en la monografía que le dedicó el autor en 1932: Ontología de Hegel y teoría de la historicidad, que es una de sus obras mejor construidas.
Asumió como suya la horkheimeriana "teoría crítica de la sociedad", y realizó una serie de investigaciones y análisis que tenían como objetivo la recuperación, en sentido marxista, de la dialéctica hegeliana para plantear de forma correcta la relación entre "teoría" y "praxis". Su marxismo, al igual que el de Horkheimer, tomaba como figura de referencia a Rosa Luxemburg. Como protesta por el asesinato de ésta, abandonó en 1919 el Partido Socialdemócrata.
Su colaboración con el Instituto de Estudios Sociales de Frankfurt, dirigido por Horkheimer, consistió en una serie de ensayos entre los que destacan Der Kampf gegen den Liberalismus in der totalitären Staatsauffassung (1934), Über den affirmativen Charakter der Kultur (1937) y Zur Kritik des Hedonismus (1938). Estos ensayos -junto con otros que abarcan el período entre 1933 y 1965- fueron reunidos en la obra titulada Kultur und Gesellschaft, que fue publicada en 1965. Además, colaboró con Horkheimer en sus estudios sobre la familia, que desembocaron en Studien über Autorität und Familie, publicado en París en 1936.
Cuando se produjo la llegada al poder del nazismo, emigró a Ginebra y se trasladó posteriormente a Nueva York. En Estados Unidos se convirtió en miembro del Institute of Social Research en la Universidad de Columbia. Desde 1942 hasta 1950 trabajó en la Office of Strategic Services. Colaboró en calidad de investigador científico y de docente con el Russian Institute de la Universidad de Columbia (1951-1952) y con el Russian Research Center en la Universidad de Harvard (1953-1954). Sus estudios sobre la Unión Soviética desembocaron en la obra El marxismo soviético (Soviet Marxism), publicada en 1958.
En 1954 empezó a enseñar ciencias políticas en la Brandeis University, y más tarde se trasladó a la Universidad de California. A pesar de establecer definitivamente su residencia en Estados Unidos, mantuvo un contacto constante con Europa, viajando a menudo a Alemania, Francia y Yugoslavia. En 1969 realizó una serie de conferencias en Italia. El año anterior había participado en una convención sobre la figura de Marx promovida por la UNESCO.
Marcuse rodeado de estudiantes de
la Universidad de Berlín (1967)
También durante este período, tomando partido a favor de los estudiantes, propuso una revisión crítica del marxismo y del concepto mismo de revolución, como se desprende claramente del breve ensayo El final de la utopía (Das Ende der Utopie, 1967). Oponiéndose a una racionalidad puramente formal y tomando como referencia a Hegel y Marx, atacó la realidad que pretendía establecerse como ideología. En Razón y revolución (Reason and Revolution), que se publicó en 1941, y más tarde, en una nueva edición revisada y ampliada, en 1954, contrapuso a la visión positivista de la sociedad, planteada en su forma más completa por Comte, la perspectiva salida del movimiento de la dialéctica hegeliano-marxista.
La crítica de la civilización como represión (que implica la valoración del "poder de lo negativo" en el pensamiento entendido dialécticamente) se hizo más aguda en Eros y civilización. Una investigación filosófica acerca de Freud (Eros and Civilization, 1955), gracias al extenso estudio sobre Freud. Este libro fue una de las mayores aportaciones a la definición crítica de las relaciones entre el marxismo y el psicoanálisis.
La fama del autor se propagó después del éxito obtenido por El hombre unidimensional (One Dimensional Man, 1964), que contiene un discurso radicalmente crítico y negativo en relación con la nueva izquierda y con el movimiento estudiantil a nivel internacional. Uno de sus últimos trabajos, An Essay on Liberation (1969), presentaba, a diferencia de sus obras anteriores, un tono más confiado y optimista. Hay que citar también su colaboración en la obra colectiva A Critique of Pure Tolerance (1965), escrita en colaboración con R. P. Wolff y Barrington Moore jr.
Para Marcuse, la sociedad de consumo está esclavizada por el mismo poder liberador que posee la técnica cuando ésta sólo se utiliza como instrumento de lucro y de masificación del espíritu humano. La esperanza de una liberación debe depositarse en las capas de marginados sociales, que son los únicos que perciben la carga y el carácter insostenible de este orden, ya que la clase obrera -en los Estados Unidos en particular- se encuentra profundamente integrada en el sistema. Propone, pues, la ruptura del sistema tecnológico represivo y la utilización de la razón para hacer de la técnica un instrumento liberador de las necesidades humanas y de las relaciones sociales de los individuos dentro de la sociedad. Estas tesis convirtieron a Marcuse en el inspirador de los movimientos de izquierda, primero en América y luego en Europa.
Biografías y Vidas