Monday, November 30, 2015

Iniciando el contacto con Eduardo Peralta y Carmen Barros. Campo lindo



El lunes 26 de octubre fuimos al Mesón Nerudiano. Fue un lunes muy especial, ya que nuestro amigo trovador Eduardo Peralta tenía invitada a la destacada cantante y actriz, Carmen Barros. Fue imposible no grabarlo y ahora se los comparto. Este es una tema de la Pérgola de las flores

Tengo mi rancho en el cerro,
Entre un sauce y un rosal.
Tengo mi perro en fortuna
Y mi caballo alazán.
Tengo un arroyo que canta,
Cuando me riega el trigal,
Pero no estoy muy contento,
Pues no tengo a quien amar.

Campo bueno, campo bueno,
Es mi tierra a trabajar,
Pero como tengo dueña,
Campo lindo lo voy a llamar,
Pero como tengo dueña,
Campo lindo lo voy a llamar.

Música.

Tengo en mi rancho del cerro,
Todo lo que es menester,
Tengo silencio en la noche
Y trinos de amanecer.
Tengo la luna en mi puerta,
Cuando quiero platicar,
Pero ahora estoy más contento(a),
Porque tengo a quien amar.

Campo bueno, campo bueno,
Es mi tierra a trabajar,
Pero como tengo dueña,
Campo lindo lo voy a llamar,
Pero como tengo dueña,
Campo lindo lo voy a llamar.

Thursday, November 26, 2015

HUMOR BY LUOJIE. Dilemma

CHINA DAILY, CHINA

HUMOR BY EMAD HAJJAJ, JORDAN. Erdogan slaps the bear


humor BY PATRICK CHAPPATTE. Hollande's Coalition Against ISIS

THE INTERNATIONAL NEW YORK TIMES

HUMOR BY AREND VAN DAM, let music replace war


BY MARIAN KEMENSKY, SLOVAKIA. Thanksgiving


HUMOR BY PARESH NATH. Anti-ISIS alliance

THE KHALEEJ TIMES, UAE

El aislamiento social percibido perjudica a la salud de las personas mayores


Reduce la capacidad de respuesta a los virus


Científicos de EE.UU. han comprobado que el aislamiento social percibido por las personas mayores afecta a su salud, mediante un mecanismo de expresión génica. Ocurre igual en los macacos rhesus. El aislamiento, o soledad crónica, produce señales de estrés de lucha o huida, y acaba aumentando la inflamación y reduciendo la capacidad de respuesta a los virus.



La soledad es más que un sentimiento: Para las personas mayores, el aislamiento social percibido es un importante riesgo para la salud que puede aumentar el riesgo de muerte prematura en un 14 por ciento. 

Los investigadores han sabido durante mucho tiempo de los peligros de la soledad, pero los mecanismos celulares por los que la soledad provoca perjuicios en la salud no han sido bien comprendidos. Ahora un equipo de investigadores, entre ellos el psicólogo y experto en soledad de la Universidad de Chicago (EE.UU.) John Cacioppo, ha publicado un estudio que arroja nueva luz sobre cómo la soledad provoca respuestas fisiológicas que a la larga nos pueden hacer enfermar. 

El documento, que aparece en Proceedings of the National Academy of Sciences, muestra que la soledad conduce a luchar o huir de las señales de estrés, que pueden acabar afectando a la producción de glóbulos blancos. 

Junto a Cacioppo, el equipo de investigación incluye a Steven W. Cole, de la Universidad de California en Los Ángeles y a John P. Capitanio del Centro de Investigación sobre Primates de la Universidad de California en Davis. El estudio analizó la soledad de los seres humanos y los macacos rhesus, una especie muy social de primates. Los seres humanos particiaban en el Estudio de Relaciones Sociales, Envejecimiento y Salud de Chicago, un estudio longitudinal que comenzó en 2002 con adultos de entre 50 y 68 años de edad. 

Investigaciones anteriores de este grupo habían identificado una relación entre la soledad y un fenómeno que llamaron "respuesta transcripcional conservada a la adversidad" o CTRA. Esta respuesta se caracteriza por un aumento de la expresión de genes implicados en la inflamación y una disminución de la expresión de genes implicados en respuestas antivirales. En esencia, las personas solitarias tenían una respuesta inmune menos eficaz y más inflamación que las personas no solitarias. 

Para el estudio actual, informa Universidad de Chicago News, el equipo examinó la expresión de genes en los leucocitos, las células del sistema inmunológico que están implicadas en la protección del cuerpo contra las bacterias y los virus. 

Resultados 

Como era de esperar, los leucocitos de los seres humanos y macacos solitarios mostraron los efectos de CTRA: una expresión aumentada de los genes implicados en la inflamación y una disminución en la expresión de genes implicados en respuestas antivirales. Pero el estudio también reveló varias nuevas piezas importantes de información sobre el efecto soledad 'en el cuerpo. 

En primer lugar, los investigadores descubrieron que la soledad predijo la expresión génica CTRA en el futuro a un año vista o más. Curiosamente, la expresión génica CTRA también predijo la soledad medida un año o más después. La expresión génica de los leucocitos y la soledad parecen tener una relación recíproca, lo que sugiere que pueden ayudarse mutuamente a propagarse en el tiempo. Estos resultados fueron específicos a la soledad y no podían explicarse por la depresión, el estrés o el apoyo social. 

A continuación, el equipo investigó los procesos celulares que relacionan la experiencia social con la expresión génica CTRA en macacos rhesus del Centro de Investigación Nacional de Primates de California, que habían sido clasificados con un nivel alto en aislamiento social percibido. Al igual que los seres humanos solitarios, los monos del "tipo solitario" mostraron mayor actividad CTRA. También mostraron niveles más altos del neurotransmisor de lucha o huida, norepinefrina. 

Investigaciones anteriores han encontrado que la norepinefrina puede estimular las células madre sanguíneas de la médula ósea para que produzca más células inmunes de un tipo concreto, monocitos inmaduros que muestran altos niveles de expresión de genes inflamatorios y bajos niveles de expresión de genes antivirales. Tanto los seres humanos solitarios como los monos del mismo tipo mostraron mayores niveles de monocitos en la sangre.

El proceso 

Estudios más detallados de los glóbulos blancos de los monos encontraron que esta diferencia se deriva de la expansión de los monocitos inmaduros. En un estudio adicional, monos expuestos repetidamente a condiciones sociales medianamente estresantes (en una jaula con compañeros desconocidos) también mostraron aumentos en los niveles de monocitos inmaduros. 

Estos análisis, finalmente, han identificado una razón por la que la expresión génica CTRA se amplifica entre los glóbulos blancos: el aumento de la producción de monocitos inmaduros. 

Por último, los investigadores determinaron que esta CTRA debida a los monocitos tenía consecuencias reales para la salud. En un modelo de infección viral en mono, la expresión del gen antiviral deteriorada en los monos "solitarios" permitía que el virus de la inmunodeficiencia simia (la versión en monos del VIH) creciera más rápido tanto en la sangre como en el cerebro. 

En conjunto, estos resultados apoyan un modelo mecanicista en el que la soledad da como resultado señales de estrés de lucha o la huida, lo que aumenta la producción de monocitos inmaduros, lo cual lleva a la sobre-regulación de genes inflamatorios y respuestas antivirales deterioradas. 

Las "señales de peligro" activadas en el cerebro por la soledad, en última instancia, afectan a la producción de glóbulos blancos. El cambio resultante en la producción de monocitos puede tanto propagar la soledad como contribuir a los riesgos para la salud asociados a ella. 

El equipo tiene previsto continuar la investigación sobre cómo perjudica la soledad a la salud y cómo se pueden prevenir estos efectos en las personas mayores. 

Investigaciones anteriores, como una de la Universidad Brigham Young (Utah), publicada en marzo, ya señalaba el daño que provoca en la salud el aislamiento social percibido.

Referencia bibliográfica: 

Steven W. Cole, John P. Capitanio, Katie Chun, Jesusa M. G. Arevalo, Jeffrey Ma, John T. Cacioppo: Myeloid differentiation architecture of leukocyte transcriptome dynamics in perceived social isolationProceedings of the National Academy of Sciences (2015). DOI: 10.1073/pnas.1514249112.

Tendencias 21

HUMOR DE MANEL FONTDEVILA. El viejo truco

El Diario

HUMOR DE BERNARDO VERGARA. Celebrando o disimulando

El Diario

El calendario que nos recuerda que tenemos una revolución pendiente


La editorial Milrazones acaba de presentar su Calendario revolucionario, un libro que reproduce el almanaque surgido de la Revolución Francesa, basado en principios laicos, democráticos y racionalistas.
Hubo una época en la que la sociedad occidental decidió dar un gran salto adelante y dejar atrás supersticiones, desigualdades y absolutismos para crear una sociedad libre, racionalista y democrática. Entre los muchos cambios necesarios para conseguirlo estaba la creación de un calendario regido por criterios racionales y no por los nacimientos de personajes con superpoderes o por la huída de un profeta a otra ciudad. Nacía así el Calendario Republicano, surgido en 1793 en plena Revolución Francesa a iniciativa de la Convención Nacional francesa de 1793 y de Charles-Gilbert Romme.
Según explica Carmen Palomo de la editorial Milrazones, el Calendario revolucionario «respondió simultáneamente a varias inquietudes: se trataba de aportar un nuevo modo de pensar, de “racionalizar” el cómputo del tiempo y, al mismo tiempo, hacer público un laicismo que está en la base del ideario revolucionario. Desde este punto de vista, fue tanto una declaración de principios como un instrumento al servicio del pueblo».
Las principales diferencias entre el Calendario revolucionario y el Gregoriano es que el revolucionario es laico y universal –es decir que sirve para cualquier año porque sus fechas son fijas–, que sus meses tienen 30 días y que comienza en otoño con el mes de vendimiario, cuyo día 1 corresponde al 22 de septiembre del calendario Gregoriano.
«Además de eso, cambian los nombres de los meses, que fueron invención del actor, poeta y dramaturgo Fabre d’Églantine, y que hacen referencia a alguna característica meteorológica o naturalista de la estación: la cosecha de la uva en vendimiario, el viento de ventoso, la floración en floreal…».
Por último, también había algunas novedades en lo que se refiere a los días de la semana, tanto en lo que se refiere a sus nombres como a su organización.
«Los días de la semana, no son siete, sino diez, para ajustarse así al sistema métrico decimal que a finales del siglo XVIII empezaba a imponerse en todas las magnitudes. Cada día de la semana recibe un nombre ordinal: primidi, duodi, tridi… Pero el dato menos conocido es el contenido con el que se suplió el santoral abolido. Así, cada día, en vez de un santo o de una celebración eclesiástica, recibe la designación de una planta, de un animal (los días cinco o quintidi de cada semana) o de un apero (los días diez o decadi). Además, la mayoría de los días del mes de nivoso están “consagrados” a materias minerales».
Semanas de diez días, meses de 30 no acababan de encajar bien en la realidad de un planeta que tarda 365 días en dar la vuelta al sol. Para resolverlo, los científicos ilustrados encontraron una ingeniosa solución que, a diferencia de lo que suele ocurrir con los calendarios laborales actuales, beneficiaba más al trabajador que al patrón.
«Como doce meses de 30 días no completan los 365 días del año solar, al final del año (después del 30 de fructidor) se añaden cinco días festivos, o seis en año bisiesto, dedicados a la libertad, el talento, la Revolución, etc.».
A pesar de la solidez de sus principios y de la solvencia científica de los que participaron en su creación, el Calendario revolucionario apenas estuvo vigente 12 años en Francia y sus colonias antes de ser derogado por Napoleón que, autoproclamado emperador, había restablecido las relaciones con la Iglesia católica.
Desatendiendo los deseos del pequeño corso, Milrazones ha rescatado un par de siglos después este calendario en una edición que combina el formato libro con el almanaque.
«La obra se comercializa en librerías como libro que es, con su ISBN. Unas páginas iniciales exponen al lector unas ideas básicas sobre la evolución histórica del calendario en general y las características del que tiene entre manos, pero además nuestro calendario puede colgarse en la pared, de manera que quede expuesto en la forma más clásica: arriba la ilustración y debajo el mes. En cada uno de los días, junto con su referencia naturalista (su planta, su animal…), también se señala su correspondencia con la fecha del calendario gregoriano. Así podemos encontrar rápidamente las equivalencias de fechas entre el calendario revolucionario y el gregoriano. A todos nos gusta saber cuál es la planta o el animal del día que nacimos, o felicitar el cumpleaños a los amigos diciéndoles cuál es el suyo».
Aunque tal vez sea el que está más estrechamente relacionado con nuestra cultura, el francés no es el único calendario revolucionario. Entre ellos también se cuentan el soviético, el cubano o el venezolano. ¿Podrían ser objeto de futuras ediciones?
«La Revolución Francesa, a diferencia de otras revoluciones, es la madre de nuestra modernidad. Muchos de sus principios sentaron las bases de las democracias occidentales y, dado su carácter utópico, siguen vigentes. Baste recordar el viejo lema “Liberté, Égalité, Fraternité”. En ese sentido, siempre tenemos una revolución pendiente, y el calendario es un emblema llamativo que nos recuerda que podemos repensar el pasado para adoptar nuevas perspectivas desde un punto de vista crítico y razonado.
Lo que nos interesa del calendario revolucionario francés es justamente que una gran mayoría de personas seguimos defendiendo sus bases laicas, democráticas y racionalistas. Otros calendarios no pueden presumir de congregar tanto acuerdo ideológico».
Eduardo Bravo
El Diario

HUMOR DE SANTY

Diario de Mallorca

HUMOR DE J. M. BARCELÓ

Diario de Mallorca

HUMOR DE MICO. DC DÍSCOLA


Iniaciando el contacto con una imagen de la serie CARTELES QUE HABLAN Y TE INVITAN A REFLEXIONAR


Wednesday, November 25, 2015

Iniciando el contacto con Eduardo Peralta y "Un desconocido silba en el bosque"



En el Mesón Nerudiano, en los Lunes Brassensianos, grabamos esta canción basada en un poema de Jorge Tellier y que Eduardo Peralta musicalizó
UN DESCONOCIDO SILBA EN EL BOSQUE

Un desconocido silba en el bosque.
Los patios se llenan de niebla.
El padre lee un cuento de hadas
y el hermano muerto escucha tras la puerta.

Se apaga en la ventana
la bujía que nos señalaba el camino.
No hallábamos la hora de volver a casa,
pero nos detenemos sin saber donde ir
cuando un desconocido silba en el bosque.

Detrás de nuestros párpados surge el invierno
trayendo una nieve que no es de este mundo
y que borra nuestras huellas y las huellas del sol
cuando un desconocido silba en el bosque.

Debíamos decir que ya no nos esperen,
pero hemos cambiado de lenguaje
y nadie podrá comprender a los que oímos
a un desconocido silbar en el bosque.
POEMAS DEL PAÍS DE NUNCA JAMÁS
Colección El Viento en la llama, dirigida por
Armando Menedín
Imprenta Arancibia Hnos.
Santiago de Chile, 1963

Tuesday, November 24, 2015

HUMOR BY AREND VAN DAM. COP21 and USA


HUMOR BY ARCADIO ESQUIVEL. Terror toma el mundo


HUMOR BY ANGEL BOLIGAN. Paris Fears

EL UNIVERSAL, MEXICO CITY

HUMOR BY RAINER HACHFELD. Macri presidente

NEUES DEUTSCHLAND, GERMANY

HUMOR BY OSAMA HAJJAJ, JORDAN. Muslims in France


HUMOR BY PATRICK CHAPPATTE. War and Peace

NZZ AM SONNTAG

HUMOR BY CHRISTO KOMARNITSKI, BULGARIA. Liberte, Egalite, Fraternite,Securite -CORRECTION


HUMOR DE FRANCISCO JAVIER OLEA. OLEISMOS


+ HUMOR DE MANEL FOTDEVILA. Visita guiada

El Diario