Skip to main content

MUNDO DEL TRABAJO. ¿Está tu profesión en peligro de extinción?

Planta automotriz

En muchos países los robots ya dominan la producción manufacturera


Primero fueron trabajadores como los cajeros de supermercados o los obreros de las cadenas de montaje los que vieron como la automatización les quitaban puestos de trabajo.
Pero el desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial cada vez amenaza más profesiones, incluyendo muchas de las típicamente consideradas "de cuello blanco".
De hecho, según un estudio de la Universidad de Oxford, en países como Estados Unidos esta tendencia ya amenaza a aproximadamente el 47% de toda la fuerza laboral.

Y, aplicando la metodología desarrollada por Carl Benedikt Frey y Michael Osborne, del Programa Oxford Martin sobre Tecnología y Empleo, el Banco Mundial estimó que el porcentaje es todavía mayor en países como Argentina (65%), India (69%) y China (77%).
cajeros de banco

Las máquinas inteligentes cada vez pueden hacer más tareas antes reservadas para los humanos.

El que un puesto de trabajo esté bajo amenaza, sin embargo, no necesariamente significa que será automatizado.
Efectivamente, como se puede observar en la siguiente tabla, más del 60% de los puestos de trabajo en los países latinoamericanos analizados por el Banco Mundial son, en principio, susceptibles de automatización.
Pero, en mucho de esos países, el proceso se moderará debido a que los bajos salarios harían la inversión en tecnología menos rentable por ello su adopción sería más lenta.
Porcentaje de puestos de trabajo susceptibles de automatización en América Latina
País% teórico% ajustado
Guatemala75%46%
El Salvador75%46%
Ecuador69%49%
Costa Rica68%49%
Bolivia67%41%
Panamá65%47%
Nicaragua65%40%
Argentina65%65%
Paraguay64%45%
Uruguay63%63%
República Dominicana62%45%
Fuente: Dividendos digitales: informe sobre el desarrollo mundial 2016. Banco Mundial.
Pero, más allá de eso, ¿es tu profesión una de las que está en mayor riesgo?

Las ocupaciones menos "computarizables"

Para saberlo, un buen punto de partida es identificar a aquellos trabajos que no son tan fácilmente replicables por las máquinas.
Y, según Frey y Osborne, la originalidad y la inteligencia social son las dos facultades humanas más difíciles de automatizar.
Las 10 ocupaciones menos amenazadas
1.Terapeutas recreacionales
2.Supervisores de trabajos mecánicos, de instalación y reparación
3.Directores de manejo de emergencias
4.Trabajadores sociales en salud mental y abuso de sustancias
5.Audiólogos
6.Terapistas ocupacionales
7.Expertos en órtesis y prótesis
8.Trabajadores sociales en salud
9.Cirujanos maxilofaciales
10.Supervisores de bomberos y trabajos de prevención
Fuente: Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne, El futuro del empelo: ¿qué tan susceptibles son nuestros trabajos a la computarización?
Por ello no debe sorprender que las profesiones menos amenazadas por la computarización sean aquellas que demandan una combinación de estas habilidades.
"La mayoría de los puestos administrativos, negocios y financias en los que abundan las tareas generalistas que requieren inteligencia social están por lo general confinados a la categoría de bajo riesgo", explican los investigadores en su reporte original "El futuro del empleo".
"Y lo mismo ocurre con la mayoría de ocupaciones en el sector salud, educación, el arte y los medios de comunicación", se lee en el informe.
Un robot

Los robots son cada vez más capaces de realizar trabajos de precisión, pero no de pensar por su cuenta.

Con ocupaciones como terapeutas ocupacionales, doctores, cirujanos, nutricionistas, dentistas, podiatras y psicólogos, el sector salud domina la lista de aquellas con un factor de riesgo de nada más el 1% o menos.
Esto ciertamente parece lógico en un contexto en el que los avances tecnológicos también están extendiendo la esperanza de vida.
Los científicos e ingenieros también parecen bastante protegidos por los altos niveles de inteligencia creativa requeridos para sus tareas.
Lo que sorprende son datos arrojados en el análisis de países como Reino Unido, en los cuales ocupaciones de la clase media clasificaron como de riesgo "medio" de extinción de aquí a 2025.
Se trata de profesionales como jueces y magistrados (40%), economistas (43%), historiadores (44%), programadores (48%), pilotos comerciales (55%) y asesores financieros (58% de riesgo).

Las más amenazadas

Los investigadores de Oxford anticipan que la mayor parte de las personas que trabajan en transporte y logística eventualmente serán remplazados por la tecnología.
Y lo mismo pasará con los empleados dedicados a trabajos de apoyo administrativo y la mano de obra productiva del sector manufacturero.

Las 10 ocupaciones más amenazadas
1.Vendedores a distancia
2.Examinadores, analistas y gestores de búsqueda de títulos
3.Costureros
4.Técnicos en matemáticas
5.Aseguradores
6.Relojeros
7.Agentes de transporte y carga
8.Operadores de maquinaria de procesamiento y de revelado fotográfico
9.Responsables de nuevas cuentas
10.Técnicos en bibliotecología
Otro dato sorprendente es que numerosos trabajadores "de cuello blanco" también están amenazados.
Efectivamente, según Frey y Osborne, "un porcentaje sustancial de los empleos en servicios, ventas y construcción exhibe altas probabilidades de computarización".
Para explicar esto, los investigadores hacen notar que el mercado de los robots domésticos ya está creciendo un 20% anualmente.
"En la medida en que la ventaja comparativa de la movilidad y desteridad humana se vaya reduciendo, el ritmo de sustitución de mano de obra en las ocupaciones de servicio irá creciendo", afirman en el informe.
Y también destacan que muchas de las tareas vinculadas a ventas -como las que desarrollan cajeros, dependientes y vendedores telefónicos- que en realidad no requieren de niveles elevados de inteligencia social.
Trabajadores de la construcción

El mayor uso de prefabricados podría terminar costándole empleos al sector de la construcción


Los profesores de Oxford, que en total analizaron las posibilidades de más de 700 ocupaciones, reconocen sin embargo las dificultades de predecir el futuro.
"El alcance y el ritmo de la computarización dependerá de numerosos otros factores", subrayan.
Pero su estudio sugiere unas tendencias que quizás vale la pena tener en tomar en cuenta a la hora de decidir tu próximo paso.
BBC

Comments

Popular posts from this blog

Algo de música e historia. BALDERRAMA. Interpreta Jorge Cafrune

Balderrama, la zamba, el boliche y su historia. (por Lua) Hace unos días le prometí a un viajero contarle quien era Balderrama y como era ese viejo boliche salteño. He rastreado información y aquí se las comparto. Para empezar, hay una zamba muy conocida en nuestro país, que justamente se llama Balderrama, cuyos autores de letra y musica respectivamente, son Manuel Castilla y el Cuchi leguizamón. A continuación, la zamba misma: (Así lo canta Jorge Cafrune) (mi comentario) Zamba de Balderrama A orillas del canal al despuntar la mañana salió la noche cantando desde el lau' de Balderrama, salió la noche cantando  desde el lau' de Balderrama Adentro puro temblar el bombo en las baguala y si amanecen cantando dele chispear la guitarra Nochero, solito brotes del alba dónde iremos a parar si se apaga Balderrama dónde iremos a parar si se apaga Balderrama Si uno se pone a cantar el cochero lo acompaña y en cada vaso de vino tiembla el lucero del alba y en cada vaso de vino

NICANOR PARRA. LAS BANDEJITAS DE LA REYNA

BANDEJITAS DE LA REYNA Piezas en las que aparecen frases atribuidas a Mr. Nobody, un personaje representado por un corazón con ojos del que sobresalen unos raquíticos brazos y piernas. El origen de esta serie tuvo lugar cuando Parra estaba esperando a ser atendido en un puesto de empanadas y un admirador le pidió un autógrafo, y como no disponía de papel, usó una bandeja de la tienda. Una vez más, recurrió a soportes desechables que facilitan una escritura rápida, suelta, epigramática, en la que predomina el acento pícaro e irreverente. Imágenes captadas en la exposición sobre Nicanor Parra en agosto de 2014 en la universidad Diego Portales

La ancianidad no es sinónimo de pérdida de prestigio

La vejez no es un plato de buen gusto para nadie. Los años nos vuelven más inactivos y nuestro cuerpo se debilita, en cambio nuestra actividad intelectual no decrece. La persona mayor puede poner al servicio de la sociedad toda su experiencia y saber que le han dado los años. Es cierto que en la vejez se pierde el ímpetu propio de la juventud, pero ni el pelo blanco ni las arrugas pueden destruir el prestigio de quien ha vivido honradamente en la etapa anterior. Un conferenciante coge un billete del más alto valor, lo levanta y pregunta a la concurrencia si alguien lo quiere, todo el mundo levanta la mano, luego lo arruga y lo hace una bolita para volver a preguntar si alguien lo quiere, todos vuelven a levantar la mano, el orador arruga aún más el billete, lo tira al suelo, lo pisotea y lo levanta para de nuevo preguntar si alguien quiere ese billete, volviendo de nuevo a levantar todo el mundo la mano. Y es que independientemente del estado fisico del billete, no ha perdido su valor.